En cualquier empresa se deben realizar análisis de balance, de modo que se puedan tener en cuenta todas las posesiones que posee la compañía en un periodo contable determinado. Es por ello que en este artículo te proporcionaremos toda la información sobre estos balances.

Análisis de balances

El análisis de balance de una empresa incluye todos los activos que posea la compañía y su capital total, dentro de un periodo contable establecido, dicho resultado se reflejará como una imagen de la situación financiera que presenta la empresa en ese momento. Muchas personas consideran que se trata de un tema difícil de entender, aunque en realidad se puede realizar de forma muy sencilla, siempre y cuando se cuenten con las herramientas necesarias.

Cuando hablamos de análisis de balance, hacemos referencia a un término muy común en el mundo empresarial, específicamente en la dirección y gestión de compañías, puesto que con la información obtenida podemos conocer la imagen que tiene nuestra empresa ante los clientes y los proveedores.

Para realizar un análisis de balances debemos tener en cuenta dos estados financieros: el Balance General y Cuenta de Pérdidas y Ganancias.

Balance General

En este Balance General o Balance de Situación se deben reflejar todos los activos que posee la empresa, ya sea recursos, estructura, maquinaria, e incluso el mobiliario. Además debe incluir todos los recursos a corto plazo, como lo son las existencias, tesorería y cuentas por cobrar.

Por otro lado, también incluye los pasivos de la empresa, que vendrían siendo las deudas que tenemos en la compañía a corto y largo plazo. Estos pueden ser de forma financiera con alguna entidad de crédito, comerciales con algún proveedor, e incluso deudas con la administración pública.

Finalmente, se debe visualizar el patrimonio neto de la compañía, para ello se deben establecer todas las aportaciones que realizan las sociedades laborales a la empresa, además de la suma de todos los beneficios que hemos acumulado en la reserva. Esto puede servir como una solvencia de nuestra empresa a largo plazo.

En los grupos contables que se encuentran dentro del balance de situación se pueden encontrar:

  • La Financiación Básica
  • Activo no corriente
  • Existencias
  • Acreedores y Deudores por las operaciones comerciales
  • Cuentas financieras

Una vez que se ingresa toda esta información en un modelo de balance de situación, podremos conocer el nivel de solvencia y liquidez que posee la empresa, así como también la situación de deudas de la misma.

Cuenta de Pérdidas y Ganancias

En la Cuenta de Pérdidas y Ganancias, también conocida como Cuentas de Resultados, se debe realizar la facturación de los productos o servicios a los que se dedica la empresa, así como todos los gastos en un período establecido. Con este documento contable, se puede conocer el resultado financiero que tiene la empresa, calculándolo a partir de los ingresos y las perdidas.

El beneficio o ingreso son todas las operaciones que incrementan el valor patrimonial de la compañía, con ello se pueden compensar los gastos que se puedan presentar, además de recibir ganancias para la empresa, que se traduce en un incremento del valor de la inversión que realizaron los socios inicialmente.

La pérdida son los resultados de las operaciones que reflejan la disminución del valor patrimonial de la compañía. En este caso, significa que las operaciones realizadas en la empresa no han podido compensar el gasto producido a largo plazo, por lo que el valor de la inversión que se realizó al momento de iniciar la actividad empresarial disminuye.

La cuenta de resultados nos muestra la información obtenida de las cuentas financieras en un lapso de tiempo establecido. En este caso, se deben tener en cuenta los siguientes grupos:

  • Compras y gastos
  • Ingresos y ventas
  • Gastos del patrimonio neto
  • Ingresos del patrimonio neto

Los últimos dos grupos, solo se aplican para las empresas que hagan uso de la versión general del Plan General de Contabilidad, por lo que las empresas que solo utilicen el Plan General de Contabilidad en su versión pymes, no deberán incluir los últimos dos grupos contables.

¿Cómo realizar un análisis de balances?

Es importante que antes de comenzar con el análisis de balances, contemos con información contable certera y actualizada, además del balance de situación y cuenta de resultados, o en su defecto un balance de sumas y saldos. Esto es necesario para llevar a cabo un modelo de cuentas anuales que se adapte a la empresa.

A estos documentos se les denomina ‘’Cuentas anuales’’, puesto que resumen todas las operaciones económicas que han sido contabilizadas por la empresa en un lapso de tiempo establecido.

Al momento de realizar el análisis de balances y cuentas de resultados, debemos conocer la situación patrimonial que presenta la empresa en ese periodo de tiempo, además de analizar la estructura de costes y rentabilidad de la actividad realizada.

Análisis de balances de una empresa

Una vez que se obtenga la información del balance y de las cuentas de resultados, es necesario establecer las magnitudes y ratios financieros que servirán como indicadores para posteriormente tomar la decisión más conveniente. Entre las magnitudes y ratios que se deben tener en cuenta para la empresa tenemos:

  • Magnitudes principales: están compuestas por las ventas, resultados previos al impuesto, beneficio neto, deudas a corto y largo plazo, fondo de maniobra, margen de explotación, entre otros.
  • Estructura financiera: Aquí se encuentra la liquidez, el endeudamiento, tesorería, entre otros.
  • Lapsos de tiempo de maduración de la empresa: Este apartado se expresa en días y se incluyen los días de almacenamiento, días de cobro, de pago, entre otros.
  • Rentabilidad: Rentabilidad Neta, de las ventas, de los activos, de los capitales propios, por dividendo, entre otros.

Es imprescindible que se genere una secuencia de resultados, ya que así se pueden comparar los resultados de varios años consecutivos, puesto que no se generan verdaderas ganancias si una empresa posee beneficios en un año, mientras que en los últimos cuatro o cinco años ha tenido como resultado pérdidas crecientes.

Finalmente, en el análisis de balances debemos tener en cuenta que los ratios financieros pueden variar según el sector al que pertenece la empresa, por lo que al momento de realizar ciertas comparaciones entre los resultados, debemos considerar el sector en que se encuentra.

¿Cuándo se debe realizar este análisis?

El análisis de balances debe ser realizado por el departamento de administración de forma semestral. Aunque actualmente muchas empresas deciden no realizarlo, en su mayoría se debe a que no poseen la información necesaria para llevarlo a cabo, puesto que suelen realizarse de forma externa pero la persona encargada de llevarlo no es de la empresa, lo cual no es recomendable.

El análisis de balances debe hacerse en dos periodos:

#1 Cierre del ejercicio

análisis de balances

Cuando se hace el cierre de la contabilidad de la empresa y se obtiene las cuentas anuales y definitivas, se debe realizar el análisis de balance, para conocer la situación financiera de la empresa.

Es importante tener en cuenta que la información proporcionada al registro mercantil es analizada por empresas especializadas, por lo que automáticamente generan diversos informes que a su vez son consultados por otras empresas.

#2 Financiamiento de una entidad bancaria

Al momento en que una empresa solicita una financiación en cualquier entidad bancaria, es necesario aportar una serie de documentación, ya que necesitan una gran cantidad de garantías, por lo que analizan de forma exhaustiva la evolución de los ratios financieros principales, así como la magnitud de la empresa, para poder determinar la capacidad que tiene para devolver la financiación.

Otras empresas

En el caso de los proveedores y los clientes, lo usual es que tengamos conocimientos de sus instalaciones y la apariencia externa de la compañía, aunque si vamos a establecer una línea de crédito con un cliente, es necesario conocer más allá de su apariencia.

Actualmente hay varias empresas que se encargan de dar a conocer la información de las cuentas anuales que otras empresas depositan en el Registro Mercantil, por lo que debemos evitar los riegos que se puedan presentar en un futuro. Para ello podemos adquirir la información de las últimas cuentas anuales de nuestro cliente o del proveedor.

Al visualizar las últimas cuentas anuales, debemos realizar un análisis de su solvencia y fortaleza financiera. No es un ejercicio complicado, y su costo es mínimo, pero puede ayudarnos a prevenir muchos problemas, ya que nos permite establecer algunas políticas de crédito, así como de concentración de compras y ventas determinadas por cada situación.

Con ello podemos evitar impagos y obtener información de las capacidades de los clientes y proveedores.

Por otra parte, el análisis del balance de una empresa de la competencia y su cuenta de explotación, puede proporcionarnos una imagen de su situación real. De modo que podremos conocer sus fortalezas y debilidades, a fin de tomar acciones y hacer que nuestra empresa sobresalga.

análisis de balances

Métodos de análisis

Existen algunos métodos de análisis financieros con los que se puede simplificar los datos de los estados financieros de la empresa, para así poder analizar las relaciones en un solo período y las variaciones que se han presentado en diversos ejercicios contables.

Llevar a cabo un análisis de los resultados financieros actuales con los del período anterior puede ser muy útil, aún mas si se trata de una comparación con los resultados de un período base.

No obstante, pueden surgir muchas dificultades al momento de comparar los resultados de contabilizar facturas de años anteriores con un año determinado, puesto que estos resultados pueden verse influenciados por algunos factores que no son atribuibles a la calidad del trabajo que realiza la empresa. Los factores que podemos destacar son: cambios de precios, inversiones nuevas, tecnologías modernas, entre otras.

Este análisis comparativo puede realizarse de acuerdo a dos formas, dependiendo de la dirección en la que se realizan las comparaciones de las partidas:

Análisis Vertical

Se realiza para el estudio de las relaciones de los resultados financieros de una empresa, en una sola fecha o un solo período contable. Para ello se compara una partida del activo con el resultado total del balance, o con el total de las partidas del pasivo o del patrimonio total del balance.

Análisis Horizontal

Se realiza para el estudio de los resultados financieros de períodos sucesivos, por lo que se trata de una comparación dinámica de tiempo. Para ello la comparación de las cifras se realiza por medio del cálculo de porcentajes.


Asesor contable Murcia

Abrir chat
Hola! Te puedo ayudar en algo?
Hola

¿En que podemos ayudarte?