La Fiscalidad REBU (Régimen Especial Bienes Usados), forma parte de un tipo o clase de Impuesto al Valor Añadido, que se atribuye en el territorio español. El cual tiene la particularidad de repercutir sobre las posesiones que ya tuvieron un uso y que logran ser adquiridas por medio de revendedores.

¿Qué es la Fiscalidad REBU?

La Fiscalidad REBU, se distingue por ser una normativa relativa al Impuesto al Valor Añadido. Teniéndose, que posee la virtud de ser atribuida o adjudicada, con uso preconcebido, a los que se desempeñan como compradores de las posesiones usadas a terceros, para después venderlas a otros solicitantes particulares.

¿Cuáles son los bienes a los que se les aplica esta normativa?

Fiscalidad REBU

Los bienes a los cuales se les aplica la “Fiscalidad REBU«, son los siguientes:

Bienes usados

Son catalogadas posesiones usadas, todas las que tuvieron una utilidad o aprovechamiento por personas a modo precedente, y no son los mismos que las han comprado para su venta, sino que, alguien lo adquirió nuevo, luego ya con uso lo vendió y finalmente son comprados para su posterior oferta.

Esto quiere decir, que si el adquisidor – vendedor les llego a dar una utilidad, los restableció o modifico, no poseen este beneficio. Tampoco aquellos que son tangibles de restaurar, recipientes o contenedores, empaques, piedras preciosas, oro y platino.

Objetos de arte

Para que se encuentren en este campo, deben acatar los requerimientos determinados y estipulados, en el artículo 136 de la Ley del IVA. Entrando en esta clasificación los siguientes:

EsculturasCuadrosEstampas
CerámicaDibujosEstatuas
PinturasFotografíasVaciados de esculturas
GrabadosEsmaltes sobre cobreTapicerías
LitografíasMuralesTextiles

Antigüedades

Son establecidas en el rubro de las particularidades o características de antiguos, todas las propiedades que aparte de tener la capacidad de ser trasladables, tienen una duración de por lo menos diez décadas. Donde por demás, deben cumplir la condición de estar excluidos de ser una pieza u objeto establecido como arte o catalogado como susceptibles de colección.

Objetos de colección

Fiscalidad REBU

Son adjudicados como objetos de este campo, todos aquellos que den la oportunidad de ser establecidos dentro del área del coleccionismo, junto al estudio de sellos de correos. Teniéndose, que estos son los que se establecen con la denominación de “filatelia”. Aparte, también se encuentran incluidos, todos aquellos relacionados a la:

  • Anatomía
  • Botánica
  • Zoología
  • Mineralogía

Igualmente, los que posean valor, atracción y ganancia por el provecho del rubro:

  • Histórico
  • Arqueológico
  • Paleontológico
  • Etnográfico
  • Numismático

Por otra parte, se encuentran totalmente excluidos, todos los que sean oro de uso comercial, de compra y venta común. Esto consiste en adquirir el oro a un precio cualquiera y luego llegado el mejor momento de venta, ofrecerlo al mercado o a clientes, percibiendo una notable ganancia.

¿Quiénes están en la facultad de aplicar la Fiscalidad REBU?

Los que tienen la facultad de aplicar este régimen especial de impuesto, son los siguientes:

Aquellos que compren para vender, de manera cotidiana, efectuando además suministros a otros con bienes, para su posterior venta, en las categorías de:

  • Antigüedades
  • Objetos de colección
  • Objetos de arte

Al igual, que todos aquellos que poseen el grado de coordinador y productor en las ofertas presentadas como “subasta pública” y además se presente con la facultad de exhibir un contrato de comisión de venta.

Donde por ley, solo están facultados para emplear esta normativa, todos los individuos que compren estas posesiones y que además posean la cualidad de no posicionarse como empresarios. Esto quiere decir, que a quien le compre al revendedor, debe poseer el bien y que a su vez este no haya sido objeto de una disminución anticipada de impuesto.

¿En qué operaciones se aplica la Fiscalidad REBU?

En las operaciones que se debe aplicar este régimen especial de bienes usados son las siguientes:

  • Suministros de posesiones llevadas a cabo por revendedores, siempre que las compras se hallen realizadas en el área establecida como la Unión Europea. Donde, por otra parte, a las mismas no se les llegó a disminuir el Impuesto al Valor Añadido soportado, en el momento de la compra.
  • Adjudicación de propiedades traídas de otra nación por el mismo revendedor.
  • Suministros de artículos de arte que hayan sido comprados, tanto a profesionales como empresarios. Donde estos a su vez en la transacción, tuvieron un cargo de impuesto reducido del 10%.

Calculo del IVA en el Régimen Especial de Bienes Usados

En REBU, se atribuye el IVA, por aquel que se conoce como “margen de beneficio”, para todas las transacciones. Dicho margen, corresponde a la resta efectuada entre los montos que fueron tanto de la venta del producto, como de su adquisición.

Respecto al valor de lo que conformo la compra, tiene incluido tanto el coste que se le dio al bien, como el valor del tributo que se le debe asignar, que es el Impuesto al Valor Añadido.

Ejemplo en que se aplica la Fiscalidad REBU

Se tiene un empresario, que se desempeña realizando compra y venta de automóviles usados.

Presentación del caso

Un empresario, le compro a un individuo su coche por un monto de 6.500 €, el cual posee 8 años de uso. Pasados algunos meses, le llega a su negocio un cliente particular, en busca de un vehículo y le solicita adquirir el suyo, lo cual al empresario le parece muy buena opción.

El empresario le tiene asignado un coste de 7.950 €, en el que, se encuentra facultado para atribuirle el impuesto que le ocasiona la venta de un bien usado. Esto es, porque lo posee bajo su dominio y además es un bien que se halla a la venta para sus clientes.

Siendo importante destacar, que el empresario se desempeña como revendedor de este tipo de posesiones, cuya característica es comprárselos a terceros, para posteriormente venderlos en su local.

En el proceso, se tiene el siguiente detalle relevante a considerar y es que, previamente, se lo había comprado a un particular tiempo atrás, y ahora está por vendérselo a este cliente, que también se le presenta como un particular.

Por otra parte, para el cálculo de la “base imponible” con el Impuesto al Valor Añadido, se toma el precio de venta y se le resta el precio de compra. Luego, al valor obtenido de esa sustracción, se le aplica la reducción referida a la cuota del Impuesto al Valor Añadido para este.

Conoce también culáes son los Impuestos a pagar por la compra de una casa.

Cálculos

BI = (PV – PC) / 1,21

Donde:

BI: Base Imponible

PV: Precio de Venta = 7.950 x 1,21 = 9.619,5 € (con el Impuesto al Valor Añadido incluido)

PC: Precio de Compra = 6.500 €, que debe tener el IVA incluido, porque es el coste total establecido, pero debido a que, la compra inicial que le efectuó el empresario fue a un particular, queda en los 6.500 €, por no incluir el Impuesto al Valor Añadido.

Teniéndose, que ahora lo que sigue es sustituir los valores en la ecuación inicial de la base imponible, como a continuación se presenta:

BI = (9.619,5 – 6.500) / 1,21

Donde finalmente, el resultado de la base imponible es el siguiente:

BI = 2.578,10 € (monto de la base imponible)


AVZ Consultores: asesoramiento fiscal en Murcia.

Abrir chat
Hola! Te puedo ayudar en algo?
Hola

¿En que podemos ayudarte?