Recibir un requerimiento de Hacienda es algo que emociona a muchos, sin embargo, el recibirlo no tiene un significado cien por ciento especial, por lo que, no es recomendable hacerse demasiadas ilusiones al respecto o crear altas expectativas.

¿Qué es un requerimiento de Hacienda?

Un requerimiento de hacienda no es más que una notificación realizada por la Agencia Tributaria y que te harán llegar en el momento en que noten una posible incidencia. Una vez que esta notificación llega a tus manos, la agencia estará solicitándote ciertos datos y documentaciones que servirán para que puedas aclarar la incidencia que ha llamado su atención y por la cual te han enviado el requerimiento. Siendo entonces este requerimiento uno de los trámites destacados de la agencia tributaria.

El requerimiento te será enviado de manera electrónica, esto debido a que, a partir del 1 de octubre de 2020, se estableció que las notificaciones y requerimientos realizados hacia las empresas y los autónomos, se hicieran de forma telemática.

Entre las notificaciones que pueden ser recibidas de parte de la Agencia Tributaria, el requerimiento de Hacienda es uno de los más leves. Lo que deberás realizar en caso de recibirla, es entregar los documentos que te solicitan en la misma notificación, de esta manera, se podrá realizar un contraste con los datos que posee la agencia y los que se han entregado.

Algo que debes conocer es que, una vez que recibes la notificación, cuentas con un tiempo limitado para poder resolver el requerimiento, por lo que es importante que tengas una revisión diaria del correo electrónico, pues de esta manera verás la notificación rápidamente en caso de que te sea enviada.

De igual manera, lo recomendable es que para evitar que puedas tener algún tipo de inconveniente, cuentes con la ayuda de un asesor fiscal que sea profesional, con el cual podrás resolver los posibles problemas que surjan al realizar este tipo de trámites.

Tipos de requerimientos de Hacienda que pueden enviarte

  • ¿Comunica algo?: en ocasiones, a tu correo pueden llegar documentos de carácter informativo que no requieren respuesta, sino que solo cumplen con el rol de informar cualquier novedad o cambio que se esté realizando.
  • ¿Inicia procedimiento de comprobación o inspección?: en este caso, se notifica que se ha comenzado un proceso y se realiza una cita con la empresa para que haga acto de presencia con la documentación que se solicita. Para este requerimiento, un inspector será el encargado de tramitar las diligencias y de esta manera poder hacer la correcta investigación de los sucesos ocurridos, todo esto terminará con la creación de un acta donde se detallará toda la investigación realizada.
  • ¿Requiere respecto de otra persona?: se lleva a cabo la solicitud para la entrega de documentos que servirán de comparación. En este caso, siempre se deberá proporcionar una respuesta, incluso solo diciendo “no tengo ese documento en mi poder”.
  • ¿Diligencia de embargo de créditos?: en este tipo de notificaciones, se hace referencia a las instrucciones que tienen que ver con una deuda de una tercera persona o de una empresa que posee Hacienda. Para este caso, se realiza un informe sobre los créditos que se encuentran pendientes y están embargados.

En este sentido, los requerimientos más comunes que puedes recibir por parte de hacienda son:

  • Información de Inspección
  • Información de Recaudación
  • Requerimiento de información de Aduanas e Impuestos Especiales
  • Información de Gestión Tributaria
  • Contestación a solicitudes de información de las Dependencias de Informática
  • Control de presentación de declaraciones y autoliquidaciones

¿Qué hacer ante un requerimiento de hacienda?

Lo primero que se debe hacer ante un requerimiento de Hacienda y al momento en que se recibe una de estas notificaciones, es verificar la fecha de recepción, en base a ella, se deberá hacer el conteo del plazo que se da para enviar una respuesta, el mismo es de 10 días hábiles.

Luego deberás proceder a leer de manera atenta la notificación de Hacienda que te han enviado. En el caso de que no entiendas cual es el requerimiento de Hacienda que se está pidiendo, lo ideal es que busques la ayuda de un asesor fiscal profesional que te podrá orientar y ayudar a realizar todos los trámites, de esta manera te ahorrarás una gran cantidad de dolores de cabeza y tiempo que quizás no tengas disponible.

Finalmente, es el turno de realizar una contestación del requerimiento de Hacienda enviando los documentos que te han sido requeridos. En el caso de que te encuentres inconforme con la notificación de Hacienda, podrás enviar también una alegación sobre lo que se te ha sido notificado.

¿Qué sucede si no se responde la notificación?

En el caso de que no envíes una respuesta en el plazo de los 10 día hábiles que se te otorgan desde el momento en que recibes el correo, podrías ser sancionado por un monto de 150€. Esto muchas veces sucedes porque las personas, al no saber cómo contestar un requerimiento de Hacienda, optan por simplemente no responder.

Requerimiento de Hacienda

De igual manera, si lo que has recibido es una propuesta para liquidación y no respondes alegando la misma, la propuesta enviada por Hacienda se tomará como aceptada y de inmediato se te enviará un carta de pago, en la cual te pedirán el abono de lo que se está procediendo, una vez que se llega a este punto, ya no se permiten las alegaciones, por lo que deberás hacer el pago.

Lo recomendable es que, una vez se reciba una notificación de Hacienda, se acuda a un asesor fiscal el cual podrá anticiparse a las medidas que puedan ser tomadas, y además te ayudará a dar una correcta respuesta y solventará todas tus dudas al respecto.

¿Cómo realizar una alegación adecuada?

En ocasiones, hacer esto no es realmente necesario, sin embargo, en el caso de que a la agencia tributaria no le satisfaga tu primera respuesta, podrías recurrir a esta opción. Uno de los casos más comunes en los que se realizan alegaciones es en las conocidas liquidaciones paralelas.

Requerimiento de Hacienda

Estas son enviadas por Hacienda a modo de declaraciones del tipo alternativas, en el momento en que para ellos, los datos que has enviado en la declaración no cuadran del todo.

En el caso de que realices una primera alegación y sin embargo Hacienda considera que la información que has enviado no es suficiente o está errada, entonces, no te quedará más opción que realizar el pago. Es por ello que siempre es recomendable que mantengas guardadas todas las facturas de pago, de esta manera, evitaras estas situaciones, que por lo general crean miedo y problemas.

Algo que las personas siempre se preguntan es si se pueden realizar una alegación nuevamente, la respuesta a eso es “sí”, Hacienda ha realizado la apertura de un expediente de sancionador, el cual crea un nuevo plazo para las alegaciones. Sin embargo, mientras que esta segunda fase es resulta, no hay más opción que realizar el abono de la deuda que Hacienda te ha reclamado.

¿Qué más puedo hacer?

En el caso en que Hacienda, de nuevo, haga una desestimación sobre tu nueva alegación, recibirás un comunicado sobre la sanción procedente.

Si llegas a este punto, deberás realizar una serie de pasos. Vamos a conocer sobre ellos en el orden que corresponde que los realices:

Requerimiento de Hacienda
  1. Lo primero que deberás hacer es presentar un recurso de reposición. En el caso que presentando estos recursos Hacienda siga sin darte la razón;
  2. Tienes la opción de tramitar y cursar una reclamación económico-administrativa que deberá hacerse en un plazo de un mes natural, esto cuenta luego de que la Hacienda realizara su resolución.
  3. Finalmente, la única opción que queda es realizar y enviar un recurso contencioso-administrativo.

Una vez que te encuentres en este nivel de complejidad, lo ideal es que recibas la orientación y ayuda de un asesor fiscal profesional que sabrá cómo proceder de manera adecuada en cada uno de los casos.


AVZ Consultores: consultores de empresas

Abrir chat
Hola! Te puedo ayudar en algo?
Hola

¿En que podemos ayudarte?