Las sanciones de Hacienda, de acuerdo a la ley de España se categorizan en diversos niveles. Siendo principalmente detectados tras la inspección, donde los motivos son ocultar datos o el uso de vías fraudulentas. Descubre en este artículo la severidad de sus multas de acuerdo a las infracciones.

Al ser residente de España, eres parte de todas las personas físicas, que deben realizar el pago referido a los tributos según el ejercicio laboral desempeñado, de forma anual, que es Cuando se hace la declaración de la renta donde estos son de acuerdo a los ingresos que obtienes en ese lapso del año anterior, teniendo la salvedad de que debe exceder el mínimo fijado o determinado.

No obstante, también debes efectuarlo, cuando no cumplas el mínimo, pero sí recaudes otra clase de rentas. En este sentido, se ha hecho común la existencia de errores y hasta infracciones en tales declaraciones que van desde ocultar datos hasta el uso de medios fraudulentos.

Motivos que generan las sanciones de Hacienda

Los motivos que te pueden generar las sanciones de Hacienda son los siguientes:

sanciones de hacienda
  • Acción u omisión: La acción la efectúas al vulnerar la norma establecida, mientras que la omisión, es cuando por medio de un comportamiento pasivo dejas de realizar el deber legal.
  • Incumplimiento de las leyes: Al no regirte por las normas y estatutos vigentes.
  • Integrar las faltas: Estas se dan cuando tu falla o error está establecido en la lista de las infracciones.
  • Intencionalidad: Es cuando sabes que el comportamiento conlleva a sanciones.
  • Negligencia: Es cuando tienes falta de cuidado.
  • Dolo: Es cuando llevas a cabo acciones con intensión.

Algunos de los anteriores motivos provienen de:

  • Ocultar datos: Es cuando dejas de incluir datos en tu declaración o integras datos que son opuestos a los reales.
  • Documentación falsa: Cuando declaras documentos falsificados para evadir tu pago.
  • Uso de terceras personas: Buscar integrar nombres de personas con el objetivo de mantener oculta tu identidad, para demostrar titularidad de bienes, logro de rentas, entre otros.
  • Medios fraudulentos: Son medios fraudulentos, cuando tu contabilidad y libros están alterados, utilizas contabilidades paralelas (una real y una ficticia) o no cumples la debida contabilidad de tu empresa.

Situaciones comunes que producen sanciones de Hacienda

Las situaciones que forman parte de las comunes son:

  • No incluir la deuda tributaria producto de autoliquidaciones.
  • Dejar de ejecutar declaraciones.
  • No consignar los documentos para efectuar liquidación.
  • Recibir indebidamente provechos fiscales.
  • Dejar de cancelar o no declarar en el lapso estipulado los impuestos de IRPF o IVA.
  • Ejecutar peticiones ante la agencia que son improcedentes, para provechos o devoluciones.
  • No declarar ingresos.
  • Dejar de informar el cambio de domicilio.
  • Realizar un borrador con información incorrecta o incompleta.

Clases de infracciones que generan sanciones Hacienda

Las clases de infracciones que normalmente te generan sanciones de Hacienda, van de acuerdo al nivel de gravedad, donde normalmente son del campo económico con multas fijas.

Existen otras, que te establecen porcentajes, que se apegan a la cuantía defraudada, que es lo que se identifica como multa proporcional, o bien, que contemplen inclusive la suspensión del ejercicio profesional por un lapso mínimo de tres meses hasta un máximo de doce meses.

Teniéndose según el caso, alguna de las siguientes tres clases de infracciones:

Leves

Normalmente se procede con multas que son equivalentes al 50%. Para este, la base de la sanción debe ser igual o menor a 3.000 euros con o sin reserva de datos, o la base de la sanción estar por encima de los 3.000 euros, sin reserva de datos.

Graves

Esta falta le procede una multa que oscila entre el 50% y el 100%. Teniéndose casos de reserva de datos con base de la sanción por encima de 3.000 euros cuando la falta son montos guardados con un importe base igual o por encima del 50%.

Igualmente, que exista uso de facturas o documentación falsa, donde la infracción no se encuentre por encima del 10%, o también, asentar de manera no correcta la información en los libros contables, puede ocasionar un pago de entre el 10% y el 50% de la base de la sanción.

Donde ejemplos de faltas graves pueden ser, que realices peticiones no pertinentes de devoluciones, provechos, incentivos, renuencia, oposición, obstaculizar el procedimiento, presentar justificaciones fuera de lugar y rechazo o negación ante la Agencia Tributaria.

Muy graves

Es tomada como faltas muy graves aquellas en las que has hecho uso de mecanismos fraudulentos, teniéndose montos contenidos o retenidos y su cuantía se encuentra por encima del 50% de la base de la sanción. En este caso la multa se establece en el rango del 100% al 150%.

Siendo ejemplos, no suministrar la información correcta para ser retenida al administrador de rentas, o bien, hacer uso indebido del Número de Identificación Fiscal “NIF” que corresponde al número que posee la persona física para identificarse ante la Agencia Tributaria.

Multas de Hacienda por no declarar ingresos

Como ya sabes, entre las sanciones de Hacienda se encuentra la de “no declarar tus ingresos”, al igual que realizarlo de forma no correcta. Esto es, porque la Ley de IRPF, exige tal efecto, donde de acuerdo a tu incumplimiento o también de llegar a tener los Errores comunes borrador, tu falta puede ser tomada desde leve hasta muy grave. En la que tu omisión posee el mismo peso, que tu posible acción.

Sin embargo, a modo práctico, aplicar la multa se hace difícil debido a la existencia de las excepciones, las cuales son:

  • Ingreso igual o inferior a 22.000 euros anuales a través de un único pagador de poseer varios pagadores, el segundo y el siguiente no lleguen a superar los 1.500 euros.
  • Límite de 14.000 euros anuales, con varios pagadores, donde el segundo y siguientes si logren superar los 1.500 euros.

Por otra parte, las multas son según la gravedad:

sanciones de hacienda
  • Al no declarar, 20% de las asignaciones bancarias o ingresos brutos.
  • Si es extemporánea, 5% por cada mes.

Cuando tienes la existencia de errores:

  • Leve, con una sanción de 50%, de la cuantía no ingresada.
  • Grave, sanción del 50% al 100%.
  • Muy grave, sanción del 100% al 150%.

Es por ello, que los expertos te recomiendan llegar a un acuerdo con la Agencia Tributaria, pudiéndose quedar tu pago pospuesto con un 5% de recargo, o bien fraccionarse sin cargo de interés.

Multa declaración de la renta mal hecha

En las sanciones Hacienda, el hecho de que realices declaraciones mal ejecutadas trae consigo multas siendo algunas las siguientes:

  • Incorrecto domicilio fiscal o no notificación, 100 euros.
  • Confirmar el borrador con datos erróneos o falta de datos, 150 euros y de ser grave, hasta 600 euros.
  • Incorrecta autoliquidación, 150 euros.
  • Realizar incorrectas declaraciones censales, 250 euros.
  • Determinar o certificar inadecuadas partidas (negativas o positivas), así como también supuestos créditos tributarios, 15% o 50%, según se establezca.
  • Si no integras una deuda tributaria proveniente de una autoliquidación, de ser leve, 50%; grave, entre el 50% y el 100%; muy grave, entre 100% y el 150%.
  • Por incompleta e incorrecta declaración de liquidación, iguales porcentajes del punto anterior.

Multas de Hacienda por vivienda habitual

Estas multas tienen su punto de partida con el aporte de la facturación de electricidad, esto es porque el consumo es lo que hace descubrir el fraude. En la que se verifica, desde alquiler no declarado, hasta deducciones ilegales de hipotecas.

No declarar un alquiler, que es un rendimiento de capital inmobiliario (si no es actividad económica), tiene una multa que se cuantifica realizando la sustracción de los gastos de los ingresos y luego se le atribuyen la deducción que es 60% de los ingresos netos.

Aparte, la gravedad va a estar sujeta a la falta que se le atribuya y estos a su vez le aplicarán los intereses. En la que normalmente la sanción se encuentra entre el 50% y el 150%, del monto incurrido como fraude.

No obstante, es posible evitar y hasta reducir la multa siempre y cuando realices una declaración complementaria del IRPF, de forma anticipada a la notificación de Hacienda.

Algunas de las sanciones de Hacienda

Son algunas sanciones Hacienda las siguientes:

  • Cuando no se cumple el plazo de declaración y pago del recargo antes de que lo ejecute la Administración. Respecto a la multa, si pasaron tres meses de la culminación, es un 5%; de 3 a 6 meses, 10%; de 6 a 12 meses, 15% y más de 12 meses un 20%.
  • Si el IRPF da como respuesta “devolver”, la multa es de 100 euros.
  • Cuando te da a pagar y has recibido además la notificación de demora, debes pagar entre el 50% al 150% de sanción, respecto a la cuantía total y sus intereses. De ser negativo, sólo debes pagar 200 euros.
  • Si incurres en solicitar deducciones o bonificaciones para disminuir tu impuesto, tu multa es del 15%. Teniendo por esto el ocultar datos o suministros falsos, 300 euros.
  • Cuando utilizas medios fraudulentos, hasta un 150%.
  • Incumplimiento de las obligaciones del uso del NIF, si es leve, 150 euros; grave, mínimo 1.000 euros y muy grave, fija en 30.000 euros.
  • Negativa, impedimento, intransigencia o pretextos que impidan la actuación por parte de la Agencia Tributaria, 150 euros, pudiendo ascender a 600 euros.

Abrir chat
Hola! Te puedo ayudar en algo?
Hola

¿En que podemos ayudarte?