En la actualidad, son muchas las personas que se encuentran con la disyuntiva de: “soy autónomo y me quieren contratar”. Hoy aprenderemos cuáles son los beneficios que una empresa tiene al momento de contratar a personas autónomas y qué debes hacer si se da ese caso.

¿Qué es un trabajador autónomo?

Un trabajador autónomo es aquella persona que ejerce de manera constante y directa, una labor lucrativa, pero que no se encuentra regida bajo ninguna especie de contrato.

Cada vez son más las personas que deciden trabajar o emprender por su cuenta. Se puede ser un trabajador Autónomo agrícola, minero, de comercio, deportivo o cualquier otra actividad laborable que se pueda realizar por cuenta propia.

¿Se puede ser autónomo y trabajador por cuenta ajena a la vez?

Soy autónomo y me quieren contratar

Sí, es posible que puedas combinar ambos tipos de trabajos. De hecho, esta es una de las opciones más deseadas en la actualidad ya que puedes lograr hacer un balance entre el trabajo dependiente y la autonomía.

A este tipo de acciones se les conoce como pluriactividad. En la Seguridad Social esto tiene como significado que, el trabajador se encuentra realizando cotizaciones en varios regímenes de la entidad. Esto quiere decir que, deberás hacer dos pagos uno como autónomo y otro como empleado de una empresa.

Si quieres saber más sobre esto te recomiendo ver: ¿Es compatible ser funcionario y autónomo?

¿Una empresa podría contratar a un trabajador autónomo en planilla?

En la actualidad, existen diversas maneras en las que se realizan los contratos, las condiciones y las cláusulas de los trabajadores. Esto es denominado como flexibilidad laboral. Existen dos tipos diferentes de autónomos, los “falsos autónomos” y los TRADE (trabajadores autónomos económicamente dependientes).

Este último, engloba a aquellos trabajadores que, a pesar de que son independientes, su trabajo también se encuentra ligado a un empresario bajo un tipo de contrato, esto hace que pueda existir una relación bastante particular entre los trabajadores autónomos y las empresas que deseen laborar de manera completamente legal, ya que de esta manera, las empresas podrán hacer contrataciones con personas autónomas.

A diferencia de los falsos autónomos, los TRADE se encuentran recibiendo de un cliente un mínimo del 75% de las ganancias, además de ello, también están laborando bajo un contrato que es obligatorio pero que ambos han firmado bajo una serie de condiciones que les beneficien.

Ventajas de las empresas al contratar a un autónomo

Cada vez son más las empresas que deciden hacer contrataciones a un personal autónomo, especialmente cuando se trata de manejar algunos proyectos en concreto, aunque también para que laboren de manera habitual dentro de la empresa.

Sin embargo, este tipo de contrataciones van a requerir de algunas condiciones que no son iguales a las que se les ofrece a los trabajadores por cuenta ajena. Pues ahora, son bastantes las ventajas que las empresas ven al realizar este tipo de contratos, por lo que cada vez son más comunes.

Para una empresa, contratar personas autónomas o por cuenta propia puede traer muchos beneficios y ser una buena opción para finalizar de manera más pronta aquellos proyectos que, si son realizados por otros trabajadores tardarían mucho más tiempo, o también para delegar actividades concretas que solo se realizarán en ese momento.

Conozcamos las ventajas que obtiene la empresa al contratar autónomos:

  1. Los costes para la empresa son inferiores si se contrata autónomos en vez de asalariados. Esto se debe a que, cuando se hace acuerdos con los autónomos, las cotizaciones de Seguridad Social son menores que cuando se tienen empleados dependientes.
  2. Cuando una empresa decide contratar autónomos, tiene la ventaja de que es el mismo empleado quien deberá pagar por su Seguro Social y los impuestos, además de ello, la empresa no tiene la obligación de pagar las vacaciones de este trabajador, algo que sí es obligatorio con los asalariados.
  3. El empresario no tiene la obligación de pagarle a los autónomos que se den de baja o que estén de permiso, ya sea de maternidad o por salud, contrario a lo que ocurre con los empleados dependientes.
  4. Cuando se trata del pago de horario de los empleados autónomos, estos se convierten en un gasto que es fiscalmente deducible para la empresa debido a que se coloca dentro del concepto de Servicios Profesionales Independientes, por lo que se desgrava el pago de IVA trimestral.
  5. Cuando una empresa decide contratar autónomos, el trabajo administrativo se reduce considerablemente, ya que son los mismos trabajadores quienes deben realizar sus propias facturaciones y llevar sus gestiones. La empresa no realiza estas labores con los autónomos, algo que si debe hacer con los asalariados.
  6. Cuando una empresa se enfoca en las horas extras que realizan los empleados, se tiene en cuenta que, para los asalariados que trabajen más horas de la que su horario indica, el mismo tiene el derecho de posteriormente poder disfrutar de horas libres, pero en el caso de los autónomos, si estos trabajan horas extras, la empresa no se ve en obligación de pagar por ellas u otorgar tiempo libre.
Abrir chat
Hola! Te puedo ayudar en algo?
Hola

¿En que podemos ayudarte?