Hoy en día, las franquicias se han convertido en un modelo de negocio muy factible para muchas empresas. Este auge ha hecho que algunos particulares y empresarios pongan la mira en algunos lugares y quieran dar el paso de abrir nuevas franquicias de sus negocios en otros lugares más allá de sus límites geográficos.

Tener una franquicia puede significar un crecimiento grande para tu negocio, siempre y cuando sea realmente factible de acuerdo al tamaño de la empresa y todos los aspectos de mercado que conlleva este tipo de red.

En este artículo conocerás cuáles todo lo que debes tomar en cuenta antes de franquiciar tu negocio.

Lo que debes saber

Cuando se trata de decisiones importantes sobre tu negocio, lo mejor es estar bien informado antes de dar un paso del cual te puedas arrepentir. Aunque las franquicias pueden generar un gran crecimiento y expansión de tu negocio, dar este paso sin estar al tanto de todo lo necesario puede generar perdidas a corto y mediano plazo.

¿Cómo franquiciar un negocio?

Por eso, lo primero que debes saber antes de. franquiciar tu negocio es lo siguiente.

Que es una franquicia

Se trata de un modelo de negocio en el que una empresa le cede a otra el derecho de usar sus productos con fines comerciales, dónde estás últimas representan a la figura de franquiciados y la matriz es la empresa franquiciadora.

En las franquicias existen una serie de acuerdos dónde tanto la empresa matriz como las distintas sedes se benefician de las ganancias económicas por la explotación de los productos o servicios en común.

Cómo funcionan las franquicias

Existen muchos tipos de franquicias y su funcionamiento dependerá del modelo que se haya elegido entre ambas partes. Por lo general todas las franquicias de una empresa, sin importar el modelo de negocio manejan lineamientos similares en cuanto al funcionamiento, marca imagen y organización de la empresa.

Dentro de los tipos de franquicias algunas funcionan solo vendiendo productos que el fabricante distribuye entre todas las franquicias. Otras, prestan servicios en vez de vender productos y poseen protocolos similares como parte de la identidad de la marca.

Consideraciones que debes tener

Ahora bien, tener una franquicia no es tarea fácil. Antes de comenzar a extender tu negocio y buscar socios que ayuden al reconocimiento de la marca, es importante que tomes en cuenta varias consideraciones en distintos aspectos.

Son muchos los pasos que debes dar desde el punto de vista legal, fiscal y económico para poder establecer una base firme para tus franquicias, por eso te recomendamos tener en cuenta los siguientes aspectos antes de franquiciar tu negocio.

¿Cómo franquiciar un negocio?

Conocer el negocio

Esta es una parte fundamental para cada paso que desees dar para el crecimiento de un negocio. Saber y conocer todo sobre tu negocio te ayudará a proyectar correctamente lo que es mejor para él.

Es importante involucrarse en la evolución que ha tenido desde sus inicios hasta el momento, cómo han afectado o no las acciones tomadas con anterioridad e incluso lo que se puede o no se puede mejorar del negocio, sus fortalezas y debilidades.

Esto te ayudará a marcar el camino ideal para la futura red de franquicias que construirás.

Proyectar a futuro tus objetivos

Una vez hayas estudiado a profundidad el comportamiento de tu negocio, su historia y evolución, está información te servirá para marcar metas y objetivos a mediano y largo plazo.

La idea de tener franquicias es ver mejores resultados y potenciar el negocio a un nuevo nivel, para ello el delimitar objetivos específicos será fundamental.

Además de los objetivos generales como organización, es importante que tengas en claro metas y acciones específicas de las franquicias, que serán las que permitirán que tú empresa se de a conocer en otros lugares.

Buscar asesoría

Si decides dar el paso de franquiciar tu negocio, hacerlo de la mano de profesionales es indispensable, te recomendamos buscar asesoría contable, fiscal y legal de parte de personas capacitadas en el área.

Un asesor en estas áreas te ayudará a ahorrarte muchos problemas y a realizar los procedimientos legales necesarios para poder comenzar a abrir las franquicias que desees.

Además, te ayudarán a poner todos los papeles en regla para poder comenzar en orden la expansión de tu negocio.

Realiza un estudio de mercado en cada zona

Aunque tener una franquicia de tu negocio puede representar una gran oportunidad de crecimiento, la verdad es que en el lugar equivocado puede resultar contraproducente y hasta perjudicial para la empresa, puesto que un negocio en el sitio incorrecto y dirigido al público menos indicado, solo va a generar perdidas.

Es allí donde radica la importancia de realizar un estudio de mercado, primero, de cuáles son los sectores o zonas adyacentes donde tú negocio pueda responder a una necesidad específica. Si no existe esa necesidad a la cual como empresa eres capaz de responder, debes considerar otro lugar.

Incluso, debes tomar en cuenta las vías de transporte y formas de acceso que necesita tu negocio para abastecer las futuras franquicias, cual es el capital que debes usar en ello y si el retorno de dichas inversiones es conveniente para la empresa.

Qué necesito para franquiciar mi negocio

Ahora bien, además de tomar en cuenta las consideraciones que nombramos en el apartado anterior, es importante seguir una serie de pasos para franquiciar tu empresa.

Estas acciones las puedes realizar bien sea de forma simultánea o uno tras otro, las mismas te ayudarán a poner los cimientos reales que te llevarán a formalizar el proceso para franquiciar tu empresa.

Tener el negocio en regla

El primer paso para franquiciar un negocio es que este se encuentre en regla. Bien sea que tengas un negocio como autónomo, PYMES o una organización más desarrollada, el paso fundamental es que esta se encuentre en orden con respecto a sus obligaciones legales, financieras y fiscales.

Existe una serie de papeleos que deberás hacer para poder abrir franquicias en otros lugares, es por ello que debes cerciorarte de que tu negocio se encuentre en buenos términos frente a la ley, pues de ello depende la aprobación de los siguientes pasos.

Establecer el modelo de franquicia

En este e sentido es importante tener en cuenta qué es lo que ofrece tu negocio, la zona donde se quiere tener la o las franquicias y la otra parte con quién se realizará dicha asociación.

De esta manera, de acuerdo a lo que ofrezcas, si es un producto o servicio, la franquicia puede ser de producción dónde solo venden el producto fabricado por la principal, industrial dónde la franquicia puede fabricar dicho producto o de distribución, encargándose solo de revender.

En el caso de las empresas que ofrecen servicios, las franquicias mantienen la identidad de la empresa y trabajan con un modus operandi o protocolo marcado por la principal.

De acuerdo a la zona, puedes elegir montar franquicias shop o shop, donde compartes espacios con otras marcas, por ejemplo, dentro de un supermercado. También puede ser tipo córner donde se comparte el local con una sola marca o negocio, allí los gastos también son compartidos e incluso se pueden realizar ofertas en conjunto.

Recolectar los papeles necesarios

En segundo lugar, el papeleo y la parte legal es sumamente importante para franquiciar tu negocio. Dentro de los papeles que vas a necesitar se encuentran básicamente el contrato de franquicia y la información precontractual.

Para este primer documento, se necesita la denominación de uso común dónde se ceda el uso de los derechos de propiedad intelectual  o industrial.

También, se deben expresar los locales que se usarán para la distribución del producto o la prestación del servicio y los medios de distribución o trasporte de los mismos.

En el contrato de franquicia, el fraquiciador se debe comprometer a brindar de forma segura el “Know how” de la empresa, es decir, sus protocolos de conocimiento y operatividad a todos sus franquiciados.

También se debe disponer a brindar asesoría, asistencia técnica y supervisión durante la duración del contrato.

Por otro lado, la información precontractual se entrega a aquellos negocios interesados en ser franquicias. Allí se establecen los datos de identificación de la empresa franquiciadora, se describe el modelo de negocio, a qué se dedica, las características de la explotación del producto en las franquicias y como es la estructura de la red.

Registrar marca comercial

Esto lo debes hacer en caso de que tus franquicias traspasen los límites geográficos donde se encuentra establecida tu marca, por ejemplo, en otros países o comunidades autónomas donde la legislación con respecto a las marcas pueda cambiar un poco.

Contactar candidatos interesados en abrir franquicias de tu negocio

¿Cómo franquiciar un negocio?

En este paso ya tendrás un documento precontractual que te ayudará a presentar a los potenciales franquiciados un orden y una base sobre la cual se realizarán todas las cosas en caso de que decida unirse a la red de franquicias. Es importante establecer un contrato claro donde se expresen los beneficios y deberes de ambas partes para generar una mayor confianza.

Preparar y contratar al equipo necesario

También es importante que se realice una selección de personal exhaustiva, donde se forme y capacite al equipo adecuado que será quienes apliquen el Know how propiamente dicho en las sedes de cada franquicia. Este modo operativo permitirá que se mantenga la identidad del negocio sea donde sea que se encuentre la franquicia.

Brindar asesoría a los franquiciarios

Por último, este paso es muy importante, pues el objetivo de franquiciar un negocio es ver el crecimiento de la empresa y de la marca, por eso se debe velar por asesorar a nuestros nuevos socios (franquiciados) en la parte gerencial. Establecer proyecciones y brindar apoyo en cada paso del proceso de producción, distribución o prestación de servicios es clave para una estructura de franquicias sólida.


¿En qué podemos ayudarte?

Abrir chat
Hola! Te puedo ayudar en algo?
Hola

¿En que podemos ayudarte?