En este artículo explicaremos de forma clara y sencilla cuales son los requisitos que debemos cumplir para obtener la autorización temporal de residencia y trabajo por cuenta ajena, para todos aquellos extranjeros que tengan pensado hacerlo

 ¿Quieres trabajar en España y no sabes qué proceso debes seguir para obtener la autorización de residencia temporal y trabajo? ¿Tienes dudas sobre si cumples o no todos los requisitos? Nosotros te lo ponemos fácil y vamos a explicar brevemente todo lo que necesitas y los requisitos que se exigen, pues como en todo proceso administrativo y laboral, para la autorización de residencia y trabajo por cuenta ajena debemos tener en cuenta una serie de preceptos, cumplir ciertos requisitos así como realizar el procedimiento según lo establecido en la legislación actual.

Requisitos exigidos: Como hemos comentado anteriormente, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social exige a los extranjeros una serie de requisitos imprescindibles para poder solicitar la autorización.

  • No deben ser ciudadanos de ningún Estado de la Unión Europea, del Espacio Económico Europeo o Suiza, así como familiar de ciudadanos de dichos países. Estos tienen un régimen diferente, pues son ciudadanos de la Unión.
  • No pueden encontrarse en situación irregular en territorio español.
  • Deben carecer de antecedentes penales tanto en España como en países anteriores en los que residieran, siempre que sus delitos estén tipificados en nuestro ordenamiento jurídico. Tampoco pueden tener prohibida la entrada en España ni en países con los que exista un convenio en este sentido.
  • No debe encontrarse dentro del plazo de compromiso de no retorno, es decir, cuando el extranjero decide voluntariamente retornar a su país de origen.
  • Deberán abonar las tasas exigidas para la tramitación de la autorización de residencia así como la de trabajo por cuenta ajena.
  • Que la situación de empleo nacional permita su contratación: Para ello debe cumplirse una serie de requisitos, como que su ocupación esté incluida en el catálogo de ocupaciones de difícil cobertura (Publicada trimestralmente por el Servicio Público de Empleo Estatal sepe.es ). Esta va dirigida a los países con los que España tiene suscrito un acuerdo internacional (Perú y Chile).
  • También existen otros supuestos recogidos en el artículo 40 de la Ley Orgánica 4/2000 (PDF DE LA LEY): Entre los que destacan los cónyuges o hijo de extranjeros residentes en España, los titulares de una autorización previa que pretendan renovarla, los que gozaran de condición de refugiados, los que tengan a su cargo ascendientes o descendientes de nacionalidad española, los extranjeros nacidos y residentes en España, los hijos o nietos de origen español, así como multitud de supuestos. En estos casos no se tiene en cuenta la situación nacional de empleo. Puedes leer en profundidad el artículo aquí (PDF)
  • Presentar un contrato de trabajo firmado por empleado y empleador: Este debe garantizar la actividad del sujeto en el periodo de vigencia de la autorización de residencia y trabajo, condicionando así la fecha de inicio de la relación, pues hasta que no exista dicha autorización no puede iniciarse la relación laboral.
  • El empleador debe estar inscrito como tal en el sistema de la Seguridad Social: Es decir, debe tener al día sus obligaciones tanto de impuestos como ante la propia Seguridad Social.
  • Estar en posesión de la capacidad suficiente: Esto quiere decir que el trabajador que pretenda iniciar el proceso, debe estar cualificado profesionalmente para el puesto de trabajo si en su caso se exige cierto nivel para ejercer la profesión.
  • Por último, el empleador deberá contar con unos medios económicos mínimos: Es decir, su proyecto empresarial debe ser viable en función de los bienes materiales y humanos de los que dispone, así como para hacer frente a las obligaciones que pretende asumir frente al trabajador extranjero. Para ello debe acreditar en caso de ser una persona física, una vez descontado el pago del salario, el 100% del IPREM si no existen cargas familiares (En el año 2016 asciende a 532,51€). En caso de que la unidad familiar incluya dos miembros deberá acreditar el 200% y si existen más de dos miembros en la unidad, deberá añadir un 50% a dicha cantidad por cada miembro adicional en la unidad familiar (Es decir, 1065,02€ que es el 200% más 266,26€ por cada miembro extra). Como ejemplo, si la unidad familiar está compuesta por 4 miembros, deberá acreditar 1065,02€ + 266,26€ + 266,26€ (1597,54€).

En el próximo artículo trataremos de explicar el siguiente paso, la documentación que necesitas para poder realizar el procedimiento. Si tienes alguna duda no lo pienses más y contacta con nosotros, gestionaremos tu caso de forma personal y profesional, ateniéndonos a las características específicas.