En la actualidad, vemos como muchas personas están dispuestas a emprender con sus propios negocios, lo que los hace verse en la obligación de realizar el registro de su marca personal.

Sin embargo, es común que algunos piensen que hacer esto es muy complicado y que requiere de la participación de especialistas o asesoramiento empresarial para hacer el registro de una marca, sin saber que este es un proceso que puede ser realizado por nosotros mismos.

Por esta razón, mediante este post comentaremos toda la información acerca de este tema tan importante, sobre todo para las personas que necesitan realizar el registro de su marca dentro de España.

¿Cómo registrar una marca o nombre comercial en España?

En primer lugar, una marca es el nombre que le damos a nuestro negocio, conjunto al servicio que estamos ofreciendo o el producto que estamos creando, con el que ingresamos al mercado.

Cómo registrar una marca en España

La marca es imprescindible para cuidar y proteger a nivel comercial nuestro emprendimiento. En España, el estado es el encargado de otorgar un título de derecho exclusivamente nuestro, con la marca o nombre comercial, ya sea del servicio o producto que deseamos vender.

Ahora bien, si deseamos registrar nuestra marca en España, lo primero que debemos hacer es presentar una solicitud mediante un formulario ante la Oficina Española de Patentes y Marcas.

Esta entidad es la encargada de realizar el registro y otorgamiento de la propiedad industrial. Además, debemos realizar el pago correspondiente al registro de la misma, el cual se hace en base a una tasa exigida por el estado.

Esta solicitud la debemos entregar en cualquier centro regional de información de propiedad o en la oficina de correos. Además, la solicitud debe ser enviada en sobre abierto, mediante correo certificado y con acuse de recibo.

En caso de que exista algún representante, se deben enviar los documentos solicitados, junto a la autorización del representante.

Luego de que se envíen los documentos, estos deben pasar por una revisión exhaustiva, que se realiza con la finalidad de que no exista ningún tipo de inconvenientes para registrar la marca.

Para proceder a registrar una marca en España, es preciso saber que existen diferentes tipos de marca, como ejemplo están las marcas mixtas; que incluyen una denominación y un gráfico o logotipo.

Por otro lado, están las marcas denominativas, que constituyen un nombre o denominación, y por último, se encuentran las marcas gráficas, que comprenden únicamente un gráfico o logotipo.

Antes de que realicemos la solicitud de nuestra marca o nombre comercial, es necesario que comprobemos que no existen otras marcas registradas con el mismo nombre.

En esta condición entran aquellos nombres que sean iguales, similares o que puedan significar algún tipo de inconveniente para realizar el registro del mismo.

Si es preciso, se recomienda realizar un estudio de viabilidad, donde se buscan todas las marcas publicadas con efectos en España, que puedan chocar con los derechos de la marca pretendida.

En otro orden de ideas, para poder registrar nuestra marca en España, también es necesario corroborar que la marca no esté incluida en ninguna de los impedimentos de la ley de marcas, ya que esto podría ocasionar serios problemas.

A continuación, mencionamos aquellos aspectos que impiden constituir marcas o nombres comerciales:

  • Aquellos que ofrezcan información errónea al público, que esté relacionada con la naturaleza, calidad o el origen geográfico, que pertenezcan al producto o servicio.
  • Los que se puedan usar en el comercio para determinar ciertos aspectos de los productos o la prestación del servicio, como la especie, calidad, cantidad, valor, la procedencia u otros aspectos.
  • Sean contrarios a la ley, al orden público y a las buenas costumbres.
  • Aquellas que adolezcan de carácter distintivo, así como aquellos demasiado genéricos o frecuentes en el lenguaje común.
  • Las que estén conformados únicamente por la forma o característica impuesta por la naturaleza del producto o servicio, además de aquellos que se usen para poder obtener un resultado técnico o que le dé un valor sustancial al producto.

¿Qué puede formar una marca?

Los aspectos que sí pueden constituir un registro de marcas, son en especial todos aquellos términos, como nombre de personas, las letras, los dibujos, las cifras numéricas, la forma del producto, los colores o incluso los sonidos, sin embargo, estos tendrán que ser aptos para:

  • Diferenciar los productos o los servicios de una empresa de los de otras empresas.
  • Presentarse en el registro de marcas y acentuar su función, de forma que las autoridades y el público pueda identificar el objetivo principal de patentar la marca y proteger al titular.

¿Cuánto cuesta registrar una marca en España?

Al realizar el registro de nuestra marca, es importante que conozcamos el monto que debemos pagar de la tasa exigida por el estado, que para estos es de 125,36 €.

¿Cómo realizar la Acción de Registro de Marcas?

El registro de marcas se puede realizar de manera online, mediante la página web de la OEPM.

Para ello solo debemos dirigirnos al botón de “Trámites para signos distintivos” y luego seleccionar el botón de “Solicitudes de marcas, nombres comerciales y marcas internacionales” y comenzar a colocar los datos.

En el registro de marcas online, se puede patentar todo aquello que deseemos, ya sea un diseño industrial, una marca, un invento, entre otros.

Además, el registro también podemos realizarlo mediante formato físico, dirigiéndonos a la Oficina Española de Patentes y Marcas, en los centros regionales de información de propiedad industrial, en oficinas de correos y en los servicios correspondientes de las CCAA.

¿Cuáles son los requisitos para registrar una marca en España?

Los requisitos principales para llevar a cabo el registro de nuestra marca, son los siguientes:

  1. Hacer la solicitud.
  2. Si nuestra marca posee elementos gráficos, debemos incluir una reproducción de la misma.
  3. En caso de que nuestra marca sea tridimensional, la reproducción de la misma tendrá que ser gráfica o fotográfica bidimensional.
  4. Debemos pagar la tasa de solicitud.

Sin embargo, aparte de todos estos, existen algunos componentes imprescindibles que tienen que estar presentes en una solicitud de marca o nombre comercial, así poder contar con fecha de presentación, como por ejemplo:

  1. La identificación del solicitante o solicitantes, los cuales pueden ser personas físicas o jurídicas.
  2. Declaración por la que se solicite un registro de marca o nombre comercial.
  3. Autorización del representante. Cuando la marca o nombre comercial se solicite a través de un representante, se deberá proporcionar la autorización correspondiente.
  4. La denominación, cuando corresponda a una marca o nombre comercial simplemente denominativo o una representación gráfica de estos, en caso de ser gráficos o mixtos.
  5. Los productos o servicios a proteger, de conformidad con la Clasificación de Niza.

Cabe destacar que luego de que se presente la marca, productos o servicios, no podremos realizar ningún tipo de ampliación, ni cambios en la misma.

Sin embargo, solo en el caso de ser necesario, los datos del titular podrían modificarse, pero para esto debemos realizar el pago de las tasas correspondientes.  

Cómo registrar una marca en España

En cuanto a la fecha de presentación, será otorgará luego de que los documentos sean sellados o bien presentados por medio de la página web de la OEPM. 

Al solicitar la marca o nombre comercial, la OEPM la revisa y hace publica para oposición durante dos meses en el boletín oficial.

Si el signo distintivo para la marca a registrar no obtiene ningún tipo de observaciones, ni obstrucción por parte de terceros, se concede el derecho a registro.

Caducidad del registro de la marca en España

En España, las marcas y nombres comerciales se otorgan por un periodo de 10 años, y son renovables por períodos sucesivos de 10 años de forma indefinida.

En caso de que no se realice la renovación de la misma, caduca y esto quiere decir, que el titular pierde los derechos de exclusiva. Además, las marcas también pueden caducar por los siguientes motivos:

  • En el caso de que se vulgarice. Esto quiere decir, que sea muy genérica y no permita a los consumidores identificar el origen empresarial de la misma. Si esto llegara a suceder, un tercero podría interponer una acción de caducidad en base a estos argumentos.
  • Cuando no se utilice en el mercado para los productos o servicios protegidos. De acuerdo a la Ley de Marcas, luego de los 5 añosde registro, los titulares tienen la obligación de utilizar las marcas, tal y como constan en el registro. De no ser así, un tercero podría solicitar la caducidad del signo por falta de uso.

Es indispensable que al momento de realizar el registro de una marca o nombre comercial en España, sepamos claramente lo que queremos registrar y saber con qué fin lo estamos haciendo.

También debemos encargarnos de verificar personalmente qué está bien y qué no, en cuanto al registro de nuestra marca y de acuerdo a lo que indica la ley, de esta forma podremos evitarnos posibles inconvenientes.


¿En qué podemos ayudarte?

Abrir chat
Hola! Te puedo ayudar en algo?
Hola

¿En que podemos ayudarte?