Al heredar una vivienda habitual, existen una cantidad de obligaciones que se suman a su otorgamiento. De la misma manera, existen consideraciones que se deben tomar en cuenta para que la herencia de una vivienda habitual sea asignada a otra persona.

El propietario de la vivienda habitual debe cumplir con ciertos parámetros de tiempo y algunas condiciones para poder otorgar esta herencia a otra persona.

Luego del fallecimiento, para poder reclamar o en este caso aceptar el inmueble, el heredero deberá comenzar un proceso de trámites legales y fiscales relacionados con los Impuestos de sucesiones.

Todas estas condiciones, están limitadas por la provincia donde se encuentre tanto el heredero como la persona que otorga el inmueble como herencia.

¿Qué es una vivienda habitual?

Para hablar de lo que es una vivienda habitual, se deben tomar en cuenta varios factores que hacen que un inmueble o una casa se considere como tal y que por lo tanto una persona tenga derecho de tomar decisiones sobre la misma como la sucesión de esta como herencia o la donación de la propiedad a otra persona.

De acuerdo a lo establecido por el modelo 100 de la declaración de Impuestos Sobre la Renta de las Personas Físicas (ISRPF), se considera vivienda habitual a aquella edificación o inmueble que haya servido como residencia de la persona en cuestión por un plazo no menor a los tres años (continuos) de habitada.

También se toma en cuenta como vivienda habitual a aquella que haya sido ocupada de forma permanente por el mismo contribuyente en un periodo de 12 meses desde el momento en que se terminó la construcción de la misma o la fecha en que fue adquirida.

En el caso de que el contribuyente de la vivienda fallezca antes de que se cumpla este plazo se tendrán algunas consideraciones, dependiendo de la provincia, en las que se tomará en cuenta el inmueble como vivienda habitual.

Otra excepción de este concepto es que en caso de no ser el titular de la vivienda, pero haya tenido un periodo mínimo de 10 años continuos en el domicilio al momento del fallecimiento, esta le será tomada en cuenta como vivienda habitual.

¿A quiénes se puede heredar una vivienda habitual?

En el caso de la vivienda habituada, el propietario de la misma tiene el derecho, de dejarla como herencia si cumple con los requisitos antes mencionados. Para esto, el mismo deberá realizar un testamento, donde declare a quien o a quienes dejará la vivienda como una herencia.  En caso de no dejar un testamento, se toma en cuenta a los hijos y cónyuge del mismo.

Esto es importante, ya que el heredero deberá declarar una cantidad de impuestos para poder recibir dicha herencia, los cuales serán calculados de acuerdo al parentesco tenga con el propietario.

En el caso de que la vivienda habitual sea heredada a algún familiar, que es lo más común, estos impuestos pueden ser reducidos a partir del 10% hasta el 100% del pago de los mismos dependiendo del grado de parentesco que posea con el contribuyente original de la vivienda.

Para la reducción de estos impuestos se toma en cuenta a los cónyuges a los cuales se les hace una reducción por el 95 o por el 100 del Impuesto sobre Sucesiones (ISD), de la misma forma a los ascendentes o descendientes de primer grado, es decir, padres o hijos, dentro de los cuales se incluyen los hijos adoptados, que de acuerdo a la ley, tienen los mismos derechos que los hijos biológicos.

En el caso de los parientes de segundo y tercer grado, la reducción del impuesto de sucesiones será menor, todo esto dependiendo de la provincia donde se encuentre la vivienda habitual heredada.

¿Qué se necesita para aceptar una herencia de vivienda habitual?

Como mencionamos anteriormente es necesario que para recibir una vivienda habitual como herencia, los beneficiarios cumplan con los impuestos establecidos por la ley. Más adelante te explicaremos a detalle cuales son.

Además de estos impuestos y de aplicar para la reducción de los mismos de acuerdo al parentesco, los beneficiarios de la herencia están obligados a mantener la vivienda dentro de su patrimonio durante los próximos 5 años después de la fecha de fallecimiento y asignación a los herederos.

Esto quiere decir que al aceptar la herencia, los beneficiarios no podrán vender la vivienda ni cambiar de propietario en este periodo. 

¿Cuáles son los impuestos que se deben pagar?

Para recibir una vivienda habitual como herencia, debes pagar varios impuestos que se calcularán dependiendo del valor del inmueble y otros factores. Además estos impuestos dependerán también de la provincia en la cual se encuentre la vivienda heredada, las cuales adaptaran el impuesto de sucesión.

En este caso, los impuestos que se deberán pagar será el Impuesto de Sucesiones y la Plusvalía Municipal, este último corresponde al porcentaje que corresponde al ayuntamiento de la provincia donde se encuentre la vivienda a heredar. Este tributo se conoce como Impuesto del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbano.

¿De qué depende el cálculo de los impuestos para heredar vivienda habitual?

En primera instancia el Impuesto de Sucesión está establecido por un 7,65% hasta un 34% del valor de la vivienda habitual heredada. Sin embargo, cada comunidad o provincia establece un porcentaje de reducción para los parientes, ya que de acuerdo a la ley esta norma es autónoma de cada una.

Heredar vivienda habitual

Para esto, cada provincia tomará en cuenta factores como el valor de la vivienda que se hereda, es decir, mientras más costosa, más impuesto se debe pagar. También se toma en cuenta la cercanía de los parientes, que evidentemente es mayor la reducción para los más cercanos.

¿Qué opciones existen para pagar estos impuestos?

Para heredar una vivienda habitual es imposible evadir los tributos, en tal caso, deberás declarar ante el Estado que no deseas recibir la herencia por no contar con la capacidad para cumplir con dichos impuestos.

Sin embargo, existen opciones para facilitarte el pago de los mismos. Una de ellas es presentar ante Hacienda una solicitud para aplazar el pago de la sucesión por un periodo de un año o un fraccionamiento del mismo.

En este caso se te cobraran intereses sobre las cuotas que se establezcan para el pago, pero tendrás más tiempo para pagarlo.

También puedes pedir un préstamo en el banco o solicitar a un intermediario financiero.

Abrir chat
Hola! Te puedo ayudar en algo?
Hola

¿En que podemos ayudarte?