Adquirir un vehículo puede ser algo difícil en la actualidad. Los costos elevados y los gastos adicionales que conlleva tener un coche hacen que muchas personas duden en tomar la decisión de comprar uno propio.

En vista de este panorama, muchas instituciones financieras y compañías relacionadas con esta área, han desarrollado alternativas para aumentar la adquisición de vehículos por los usuarios.

El leasing, renting y los préstamos financieros son las tres opciones más comunes en la actualidad. Puedes optar por cualquiera de ellas, pero la más conveniente será aquella que de adapte a tus posibilidades y ciertas consideraciones que deberás tomar en cuenta.

En este artículo conocerás qué es cada uno, sus ventajas, desventajas y te ayudaremos a tomar la mejor decisión para ti.

Cuánto vale aproximadamente adquirir un vehículo en España

¿Qué me interesa más para adquirir vehículo? ¿préstamo, leasing o renting?

Se calcula que actualmente la compra de un coche propio puede superar los 19 mil euros incluyendo impuestos. Además, el mantenimiento del vehículo puede rondar aproximadamente los 2000 euros al año.

Esto hace que pagar un coche de contado resulte difícil para algunas personas, por lo que las tres alternativas que te presentaremos son una opción un poco más accesible para poder adquirir un vehículo.

Préstamo

Entre las opciones más comunes para adquirir un coche de forma más sencilla, se encuentra el financiamiento del vehículo a través de un préstamo que por lo general proviene de una entidad financiera asociada al concesionario, para lo cual se establecen cuotas un poco más altas que las opciones de leasing y renting.

Con el préstamo, el objetivo es la compra del coche, por lo cual la persona que lo adquiere es quien será el propietario del mismo.

Ventajas de un préstamo

Adquirir un vehículo a través de un préstamo o financiamiento por una entidad bancaria o un concesionario directamente, puede resultar una muy buena opción, sobre todo por el beneficio de que luego de todo el proceso, el vehículo terminará estando a tu nombre sin otras alternativas.

Las principales ventajas de los préstamos son:

Criterios flexibles

Al ser los préstamos una opción muy factible y común en el país, muchas empresas e instituciones financieras poseen criterios de financiamiento mucho más accesibles qué otras opciones que existen para adquirir un coche.

Una de las ventajas de los préstamos es que los criterios para su aprobación son mucho más flexibles, ya que al final de cuentas la propiedad o el coche quedará en manos de quién solicita el préstamo y asimismo la responsabilidad de su cuidado.

leasing-renting-o-prestamo-que-me-conviene-para-adquirir-un-vehiculo-2

Trámites mas rápidos

En este orden de ideas, los trámites para acceder a un crédito para la obtención de un vehículo son mucho más rápidos, puesto que los requisitos no son tan exigentes como en otros procesos. Por esta razón muchos usuarios aprovechan esta oportunidad para poder optar a una opción rápida y accesible.

No necesitas tener la totalidad del coste del coche

Una de las mayores ventajas del financiamiento de un coche a través de los préstamos es que no necesitas poseer la totalidad del costo del vehículo. En la mayoría de los casos las instituciones financieras solicitan el abono de una cantidad de cuotas en específico, y el resto deberás seguirlo pagando con algunos intereses hasta pagar la totalidad del costo del coche en el tiempo acordado con la institución

El vehículo es tuyo

Otra de las ventajas de los préstamos para adquirir un coche es que al finalizar el pago de todas las cuotas el vehículo será totalmente tuyo, ya que el objetivo del préstamo es obtener la cantidad total del costo del vehículo, por lo cual no deberás pagar un valor añadido para poseer el título de propiedad del mismo, más allá de las cuotas y los intereses que establezca la institución.

Desventajas de pedir un préstamo

Por otro lado, tendrás que considerar algunos factores negativos que conlleva el hecho de pedir un préstamo para adquirir un vehículo. Aquí te presentamos las principales desventajas que puede tener esta opción de financiamiento.

Factor depreciación

El factor depreciación es una de las desventajas de adquirir un coche a crédito, puesto que una vez que el coche te es entregado, su valor va disminuyendo a medida que pasa el tiempo. De esta forma cuando hayas terminado de pagar el coche tendrás un bien con menos valor del que tenía al momento de adquirirlo.

Los servicios extra corren por tu cuenta

Por otra parte, a diferencia de otras opciones de financiamiento, cuándo adquieres un coche por préstamo las cuotas que pagas solo cubrirán el costo del coche. Sin embargo, los gastos de mantenimiento correrán por tu cuenta lo cual representa un gasto adicional al pago de las cuotas del préstamo.

Debes pagar daños en caso de algún accidente

Asimismo, cuando obtenemos un préstamo, el mismo no incluye el seguro del vehículo, por lo tanto, si este sufre algún daño por accidente, colisión o deterioro de alguna de las partes del vehículo, serás tú quien deba pagar y reponer dichos daños.

Esto puede representar un gran riesgo en caso de que tu coche sufra un accidente ya que tendrás que pagar tanto las cuotas del préstamo como la reparación del vehículo, lo que puede resultar una cifra mucho mayor de la que tenías planteada en un principio.

Leasing

El leasing es otra de las opciones que en la actualidad muchas empresas están ofreciendo para atraer más clientes y ofertar la adquisición más accesible de un coche.

Muchas personas eligen el leasing pues no existe un compromiso total de adquirir el coche. El leasing se trata de una clase de arrendamiento del vehículo, dónde los clientes pagan una serie de cuotas durante un tiempo en específico y tienen la opción de quedarse con el mismo una vez finalice el contrato.

Si el cliente decide quedarse con el coche deberá pagar el restante de lo que corresponde al precio total de este al finalizar el lapso de arrendamiento.

El contrato del leasing puede ser abierto o cerrado. El primero, le da la opción al cliente de elegir comprar el coche o no, al finalizar el contrato, mientras que, en el cerrado, el arrendatario tiene la obligación de adquirir el coche una vez finalice el tiempo acordado.

Ventajas de un leasing

Adquirir un coche a través del leasing tiene varios beneficios, sobre todo en la parte financiera, puesto que no representa un gasto tan alto como el del préstamo, ya que no hay una obligación de quedarse con el auto. Entre las ventajas del leasing tenemos las siguientes.

Cuotas más bajas

¿Qué me interesa más para adquirir vehículo? ¿préstamo, leasing o renting?

De las principales ventajas del leasing, resaltan las cuotas más bajas con un interés que puede variar entre el 10 y el 13%, esto se debe a qué el vehículo no necesariamente será tuyo, a menos que tú lo decidas.

En caso de optar por la opción de quedarte con el vehículo deberás pagar una cuota residual final que representa el resto del coste del vehículo.

Opción a compra o renovación

El leasing tiene la ventaja de pagar un arrendamiento sin compromiso a compra, sin embargo, al finalizar el plazo, puedes decidir entre varias opciones.

Entre ellas se encuentra la compra del coche o la renovación del leasing, es decir, volver a arrendar el vehículo o renovar el contrato con otro vehículo. Para ambas seguramente tendrás que pagar una cuota residual.

Arrendamiento por más de tres años

Entre las ventajas también se encuentra el hecho de poder arrendar el auto por plazos largos, lo que te da la oportunidad de buscar más ingresos para poder ahorrar y pagar el coche con mayor facilidad al final del contrato con cuotas más bajas que los préstamos o los renting.

Existen leasing que permite arrendar el vehículo por hasta 4 o 5 años.

Desventajas del leasing

Existen también algunos aspectos no tan positivos que debes pensar si quieres adquirir un vehículo mediante leasing, ya que pueden representar una carga adicional y poco conveniente para ti. A continuación, alguna de ellas.

Penalización por cancelación anticipada

Una de las condiciones del leasing es que no puedes cancelar el contrato antes de tiempo, pues en este caso deberás pagar una penalización por cancelación anticipada. El costo de esta penalización puede variar dependiendo de la empresa con la que realices el contrato pero puede que sea una cantidad mayor o equivalente de la que pagarías por una cuota residual.

¿Qué me interesa más para adquirir vehículo? ¿préstamo, leasing o renting?

Pago adicional por servicios asociados o por cuenta propia

Otro de los gastos que pueden resultar un punto negativo del leasing es el hecho de que los servicios adicionales de mantenimiento o seguro, no se encuentran dentro de las cuotas del leasing, razón por la cual estas son más bajas que otro tipo de arrendamiento.

Esto es un contra considerando el hecho de que puede costarte mucho más de lo que esperabas gastar y al final habrás invertido más dinero que con un coche propio.

Límite de kilometraje anual

El kilometraje limitado puede ser una desventaja ya que, si recorres más de lo establecido en el contrato, también deberás pagar una penalización. Esto también aplica en el caso de que el vehículo sea devuelto en condiciones de excesivo desgaste.

Esto puede limitar el uso que quisieras darle a tu vehículo para realizar viajes más largos o a ciertos lugares.

Renting

La figura del renting es mucho más sencilla de entender porque no existe condiciones tan estructuradas como en el caso del leasing. Se trata sencillamente del arrendamiento del vehículo por el pago de cuotas determinadas.

En el caso del renting las cuotas serán mucho más altas dado que la compra no es una opción para el arrendatario, por lo que generalmente la empresa arrendadora incluye dentro del costo, el pago del seguro y mantenimiento del coche durante el tiempo que este se mantenga arrendado.

Ventajas del renting

Entre las ventajas de adquirir un coche a través de renting, tenemos las siguientes:

Flexibilidad

Con el renting no tendrá la obligación de pagar cuotas que no estén dentro de tus posibilidades. Aunque la mayoría de los renting poseen cuotas un poco más costosas tienes la posibilidad de elegir los planes que mejor se adapten a tu presupuesto y capacidad de pago.

Además, la mayoría de las empresas arrendadoras presentan a sus clientes varias alternativas entre las cuales pueden elegir.

Sin sorpresas

Otra ventaja del renting es que los gastos anexados en las cuotas mensuales, trimestrales o anuales tienen establecido hacia dónde van dirigidos, por lo que no deberás añadir otros gastos a las cuotas. Debido a que tanto el mantenimiento como el seguro del coche se encuentran incluidos dentro del contrato y las sumas estipuladas.

Mayor accesibilidad

El renting es una muy buena opción para acceder a un coche que normalmente no podrías comprar de contado. Puedes buscar varias opciones entre las distintas empresas que ofrecen este servicio para rentar un modelo moderno y de buena calidad por cuotas mensuales más cómodas qué las de una compra o un préstamo.

Desventajas del renting

En cuanto a las desventajas de adquirir un coche a través de renting, podemos mencionar:

No puedes realizar modificaciones al coche

Al tratarse de un arrendamiento, cuando tienes un coche a través del renting no puedes realizar ningún tipo de modificaciones al vehículo, por lo cual estarás sujeto a las condiciones que posee el mismo.

En caso de querer modificar algo en el coche deberás dirigirte a la empresa arrendadora y seguramente esto representará un gasto adicional.

Pago adicional por finalización del contrato

Al igual que en el caso del leasing, en el renting deberás pagar una penalización en caso de que decidas terminar el contrato antes del tiempo establecido. Esto puede representar un contra a la hora de querer usar ese dinero para la contratación de otro servicio similar o la compra de un coche propio.

No tienes nada al finalizar el contrato

¿Qué me interesa más para adquirir vehículo? ¿préstamo, leasing o renting?

Para finalizar, una de las condiciones establecidas en el renting es que no existe la opción a compra del vehículo, por lo cual al terminar el contrato no tendrás nada. Esto puede variar dependiendo de la empresa arrendadora; existen algunas excepciones que ofrecen a sus arrendatarios la opción de comprar el vehículo, pero por lo general las cuotas residuales son excesivamente altas para particulares.

¿Cuál de las tres opciones me conviene?

Ahora que sabes lo que significa cada una de las opciones, es más claro que tanto el leasing, renting y préstamo ofrece ventajas diferentes, así como también tienen ciertas condiciones que posiblemente no sean muy convenientes para tu situación financiera actual, tus posibilidades y tu presupuesto.

Por está razón, es importante que antes de optar por cualquiera de las tres opciones entiendas cuál es la que se adapta a estás posibilidades y que además tomes en cuenta algunos factores importantes que te permitan decidir el mejor negocio para ti.

Dentro de los factores a considerar te recomendamos tomar realizarte las siguientes preguntas:

  • ¿Cuánto dinero puedo invertir?
  • ¿Cuál es la opción más económica?
  • ¿Para qué y cómo usaré el vehículo a largo plazo?
  • ¿Qué institución me ofrece las mejores opciones?

Estas preguntas te ayudarán a establecer la mejor opción para ti y poder proyectarte a largo plazo mientras disfrutas de la comodidad de tener el vehículo en tus manos.


¿En qué podemos ayudarte?

Abrir chat
Hola! Te puedo ayudar en algo?
Hola

¿En que podemos ayudarte?