El dinero es un activo que cumple una función muy importante en la sociedad y que desde hace miles de años, forma parte del desarrollo y la evolución de la humanidad, usándose en el comercio, negocios, transacciones y otros procesos.

Con la implementación del dinero en la historia humana, también fue necesario crear diferentes procesos bancarios y contables, además de leyes que permiten un manejo organizado del dinero en la sociedad.

En todo esto, se vio necesaria la instauración de los bancos que conocemos hoy en día, donde podemos guardar y asegurar nuestro dinero, ya que son entidades creadas especialmente para esto.

Sin embargo, en la actualidad aún hay algunas personas que prefieren manejar esto a la antigua y asegurar el dinero en casa. Por esa razón, te venimos a explicar todo lo que implica sacar el dinero del banco y guardarlo en casa.

¿Es ilegal guardar dinero en casa y no en el banco?

Debajo del colchón, en una maceta, en el tanque del inodoro e incluso en los lugares más obvios como una caja fuerte, son algunos de los mejores escondites que las personas elegimos para almacenar nuestro dinero en el hogar.

En cuanto a esto, muchos se preguntan si este tipo de prácticas es ilegal o si nos meteremos en algún problema por hacerlo.

Así que de forma general te podemos responder que no, guardar nuestro dinero en casa es completamente legal y no hay límite en cuanto a la cantidad de dinero que queramos almacenar debajo del colchón.

Sin embargo, sí es cierto que esta práctica no es la más recomendada, ya que si no lo hacemos bien, podría llegar a traernos ciertas complicaciones con hacienda a la hora de gastarlo.

Además, expertos aseguran que a pesar de las implicaciones que tiene almacenar nuestro dinero en el banco, hacerlo en casa no resulta ser más seguro, así que en caso de querer hacerlo, debemos evaluar muy bien nuestras opciones.

Pero a pesar de lo que decidamos, siempre debemos recordar que es nuestro dinero y mientras sea legítimo, podemos disponer de él como queramos.

¿Por qué guardar el dinero bajo el colchón?

En España, los usuarios que estamos afiliados en las diferentes entidades bancarias, hemos demostrado ciertos descontentos en cuanto a los servicios que prestan estas entidades y que en algunas ocasiones, incluso nos pueden querer buscar otras alternativas para almacenar nuestros activos.

En primer lugar, están las constantes quejas y desacuerdos que los usuarios podemos tener a la hora de ver el total en comisiones que debemos saldar al banco, que si bien para algunos puede ser insignificante, para otros estos montos pueden ser completamente desmedidos.

Según la reputación que posean y los diferentes servicios de los que dispongan, las entidades bancarias están en todo su derecho de cobrar las comisiones que ellos crean convenientes y que además, puedan cubrir la inversión realizada por la empresa a la hora de cumplir sus funciones y poder satisfacer a todos sus clientes.

De esta forma, las entidades financieras pueden llegar a cobrar diferentes montos en comisiones, también según lo que prometan a sus clientes.

Sin embargo, algunas de las principales entidades bancarias han llegado a cobrar incluso 300 € al año en comisiones por mantenimiento de cuentas, lo cual que tiene en descontento a más de uno.

Sacar dinero del banco y guardarlo en casa

Por otro lado, el cierre de las agencias bancarias también ha sido un punto de peso para quienes deseamos asegurar nuestro dinero, ya que cada vez hay menos sucursales en el entorno, lo que puede resultar más desfavorable para quienes viven en las afueras o un poco alejados de las ciudades.

Si bien hay muchas bancas que han convertido sus servicios a las plataformas digitales, esto también resulta ser un poco complicado para aquellos que prefieren realizar sus procesos de manera tradicional o quienes no disponen de las herramientas adecuadas.

Además, otro aspecto que influye en nuestra decisión sobre sacar nuestro dinero del banco y resguardarlo en casa, son los casos de quiebra y otras situaciones de crisis en las que podría ser difícil recuperar nuestro dinero.

Que si bien es cierto que estos casos son poco probables y casi desconocidos, también tienen cierta probabilidad de pasar y es un riesgo latente que corremos todos los usuarios afiliados a entidades bancarias.

Ventajas de asegurar el dinero en casa

A pesar de que la casa no es el lugar más seguro para almacenar el dinero, debemos recordar que nosotros podemos disponer de nuestro capital como deseemos, y si creemos que lo más conveniente es guardarlo en casa, entonces estamos en todo nuestro derecho de hacerlo.

Además, debemos saber que esta opción nos puede brindar algunas ventajas, las cuales mencionamos a continuación:

  • Dinero a la mano: En primer lugar y una de las mejores ventajas, es que al tener nuestros activos en casa, podemos disponer de él en el momento que deseemos, sin preocuparnos por tener que ir a retirarlo a alguna sucursal bancaria o cajero.
  • Sin riesgos por quiebra: Si bien esto es poco probable, se han visto algunos casos en los que la empresa bancaria cae en quiebra, de forma que al tener nuestro dinero en casa, no corremos el riesgo de perder parte de nuestro capital por problemas de la empresa.
  • El “corralito” no afecta: Así se dice en caso de que algún país tenga problemas con su economía, situaciones en las que el gobierno tiende a imponer un límite sobre las entidades bancarias, con la intención de pausar el retiro de fondos de los bancos. Así que, teniendo el dinero en casa, no tendríamos que vernos afectados por este tipo de crisis.  
  • Cambio de moneda: Hay ciertas personas que están muy pendientes a la hora de prevenir alguna devaluación del euro, y muchos de estos incluso prefieren tener su capital en casa, con la intención de poder convertir su dinero a cualquier otra moneda de forma más rápida.

Inconvenientes de guardar el dinero en casa

Sacar dinero del banco y guardarlo en casa

Una vez que hemos dejado en claro cuáles son las ventajas de almacenar nuestro dinero en casa, también debemos hacer una gran acotación sobre esto, ya que muchos expertos aseguran que esta es una práctica riesgosa y puede traer algunos inconvenientes.

Por esta razón, debemos considerar los siguientes inconvenientes que pueden suceder en caso de que guardemos nuestro dinero en casa.

Robo y hurto

Si bien el índice de criminalidad en España no es muy alto, aún existe la posibilidad de robo en nuestra propia casa, lo que podría pasar ya sea por allanamiento o por hurto, al dejar entrar personas mal intencionadas en nuestro hogar.

Claro que es posible tener nuestro capital bien escondido y resguardo, pero si no contamos con mucho ingenio, es posible que terminen arrebatándonos todos nuestros ahorros, incluso sin que nos demos cuenta al momento.

Contratar un sistema de seguridad y un seguro de hogar podría ser muy útil en este tipo de casos, ya que podríamos recuperar el capital e incluso evitar el robo.

Incendios y catástrofes naturales

Este tipo de fenómenos suelen ser más o menos comunes dependiendo la región en la que habitemos, pero debemos recordar que, sin importar en qué parte del mundo estemos, siempre podemos llegar a vivir algún desastre natural, donde el peor de los casos sería que llegáramos a perder nuestra vivienda, con el dinero dentro.

Por otro lado, los incendios en el hogar suelen ser incluso más comunes que los desastres naturales, por lo que debemos ser más prevenidos con estos casos.

La mejor recomendación en cuanto a esto, es que resguardemos nuestro capital en alguna caja fuerte ignífuga, de forma que el daño se pueda mitigar en gran medida y con algo de suerte, podamos recuperar todo o parte de nuestro capital.

Inflación

Otro enemigo de este tipo de prácticas es la inflación, ya que con cada año que pasa, el dinero está perdiendo valor. De forma que, si no lo mantenemos en movimiento y solo lo dejamos resguardado en el colchón de nuestro hogar, entonces éste irá perdiendo su valor con el paso del tiempo.

Sacar dinero del banco y guardarlo en casa

Peligro fiscal con Hacienda

Si bien dejamos claro que esta es una práctica completamente legal, Hacienda hace una gran advertencia sobre el peligro fiscal con el que podemos correr en caso de guardar nuestro dinero en casa, pero no poder comprobar la procedencia del mismo.

Esto puede llegar a ocurrir en casos muy puntuales, como por ejemplo; podemos decidir sacar nuestros activos del banco y resguardarlos en casa, sin embargo, es muy probable que necesitemos volver a ingresarlo en el banco o alguna otra cuenta, tiempo después.

A corto plazo esto no debería ser ningún inconveniente ni tendría porqué levantar sospechas, sin embargo, si llegamos a ingresar una suma elevada de dinero en el banco años después, aunque ésta sea la misma que hemos retirado en el pasado, la Agencia Tributaria puede llegar a sospechar sobre su procedencia.

Lo que pasa en estos casos, es que Hacienda nos exige presentar pruebas que certifiquen el origen de los fondos que han sido ingresados en el banco, cosa que puede llegar a ser difícil de probar.

En estos casos, lo más recomendable es guardar todos los comprobantes y documentos que nos permitan demostrar el origen de nuestro dinero. De esta forma también podremos ahorrarnos procesos engorrosos, como tributar impuestos por un capital legítimo o pedir cita en Hacienda.


¿En qué podemos ayudarte?

 

Abrir chat
Hola! Te puedo ayudar en algo?
Hola

¿En que podemos ayudarte?