Cuando se termina una relación laboral entre un trabajador por cuenta ajena y una empresa o patrón, esto puede ocurrir por varios motivos. Bien sea por que haya finalizado tu contrato laboral, porque voluntariamente quisiste darte de baja o renunciar a tu empleo, porque hubo un despido disciplinario o sin previo aviso, tanto a la empresa como a ti les conviene dejar las cuentas claras. Por eso queremos que conozcas sobre el finiquito.

El finiquito viene a cumplir con esta función, es decir, que tienen como principal objetivo aclarar todas las cuentas no saldadas que se puedan tener entre el trabajador y la empresa.

En este artículo ampliaremos la información sobre el finiquito, cómo debe presentarse, la mejor forma de calcularlo y las implicaciones que tiene este documento a nivel legal.

¿Qué es el finiquito?

El finiquito es un documento que contiene todas aquellas deudas que pueda tener una empresa al momento de culminar la relación laboral con un trabajador por cuenta ajena. 

En este documento el patrón o empresario, plasma cada una de las cantidades que quedaron por saldar en el momento en que finalizó la relación laboral con su empleado.

El finiquito tiene el objetivo de comprometer al empresario a pagar estas cantidades en un tiempo determinado, el cual se reflejará en el mismo documento y que además, el empleado exprese a través del mismo que está de acuerdo con dichas cantidades y las condiciones de pago que se establecen en el finiquito.

el finiquito

De la misma forma el finiquito puede expresar aquellas cantidades que corresponden a la excedencia de un trabajador, es decir, aquellos beneficios de los cuales el trabajador gozó antes de terminar la relación laboral, pero que no correspondían al tiempo que el mismo debía disfrutarlos.

Un ejemplo de esto último es cuando un trabajador disfruta de las vacaciones que le corresponde en el año por adelantado y decide renunciar antes de cumplir los días trabajados que se exigen para poder reclamar estas vacaciones o no se reincorpora.

En el finiquito, la empresa debe expresar que se le descontarán los días correspondientes que se disfrutaron con antelación, para cobrar al trabajador esta deuda con la empresa.

¿Por qué es importante el finiquito?

El finiquito es importante tanto para la empresa como para el empleado que ya no formará parte de la misma, ya que sin este la empresa puede acarrear problemas legales por no pagar al empleado aquellas cantidades que no fueron saldadas mientras este trabajaba para la empresa.

Con este documento el trabajador asegura que todos sus derechos, relacionados con estas cantidades, luego del despido o de haberse dado de baja puedan ser reclamados legalmente. Pues hace constar que la empresa se compromete a realizar este pago.

Gracias a este documento se puede corroborar que realmente la relación entre la empresa y el ex empleado ha terminado definitivamente.

Además, el finiquito libra a la empresa de posibles implicaciones legales pues es un comprobante de que tanto el dueño de la misma como el empleado están de acuerdo con los términos que se establecieron como forma de pago, plazos y cantidades.

En el caso de que sea el trabajador quien tenga un deuda por excedencia con la empresa, el finiquito cobra mucha relevancia, pues en caso de que la empresa haya descontado esta excedencia en la liquidación, lo deberá expresar en el finiquito y si el empleado lo firma, quiere decir que ambos están de acuerdo y ninguno podrá reclamar desacuerdos en un futuro.

¿Qué debe contener?

El finiquito es un documento oficial y obligatorio que deben presentar las empresas cuando deciden despedir a un empleado o por el contrario, cuando el empleado presenta su renuncia o baja voluntaria.

Sin embargo, a pesar de ser un documento oficial y obligatorio, no existe un formato establecido por los organismos que indique una manera específica de realizar el finiquito o de expresar las cantidades con las cuales queda comprometida la empresa o el trabajador.

A pesar de todo esto y de que la empresa en sí es libre de realizar su propio formato de finiquito, si es indispensable que el mismo contenga ciertos datos y especificaciones que serán necesarias legalmente para que no quede ningún vacío que pueda terminar en un problema a nivel legal con la empresa.

El mismo deberá contener obligatoriamente los datos completos de la empresa, tanto datos fiscales, como los datos de los patronos o dueños de la misma. Deberá tener también los datos del empleado con el cual se está terminando la relación laboral.

Es indefectible que el documento contenga las cantidades exactas que se le debe o que se le debitará al empleado, según sea el caso. Además se debe especificar a qué corresponde cada cantidad.

Cantidades que debe la empresa al trabajador

Dentro de los compromisos con los cuales puede quedar comprometida la empresa en saldar al trabajador existen varias cantidades, las cuales deberán ser calculadas de manera específica y partiendo del sueldo base con el que contaba el empleado, se calcula cada una de las cantidades a pagar, estos cálculos deben ser especificados en el documento, y si se quiere, verificados por un profesional en asesoría laboral.

Entre las cantidades que se deben plasmar en el finiquito que debe la empresa al trabajador están las siguientes:

El salario que corresponde a los días transcurridos del mes en que se efectúo el despido o la baja voluntaria.

Esta cantidad representa los días del mes en curso que ha transcurrido, los cuales el trabajador tiene derecho a cobrar aunque no haya llegado el día del pago, por lo que se calcula como una cantidad aparte de la liquidación que le corresponde y se expresa en el finiquito.

Vacaciones no disfrutadas

Puede ser el caso de un trabajador que no haya disfrutado sus vacaciones en el año en curso o que haya tenido vacaciones acumuladas de dos años seguidos y en el momento del despido o baja no haya reclamado este beneficio.

Esta cantidad deberá ser saldada por la empresa y expresada en el finiquito de forma que la misma no quede comprometida con el trabajador luego de que se termine la relación laboral.

Pagas extraordinarias

Los trabajadores también tendrán derecho a que se realice un cálculo de las pagas extraordinarias acumuladas por ejemplo, pagos de Navidad o verano. Si el trabajador ha generado este derecho durante el tiempo de la relación laboral, la empresa tiene el deber de calcular estas pagas. 

Horas extras

Corresponde a las horas extras trabajadas que no hayan sido pagadas hasta la fecha, esto deberá evaluarse de acuerdo a las facturas o recibos de pago que comprueben que realmente no se ha realizado el pago de las mismas.

Pago de pluses

Algunas empresas incluyen dentro de sus contratos algunos extras como beneficio o incentivo a los trabajadores. Dentro de los contratos se especifica si estos pluses pueden ser pagados luego de extinguirse la relación laboral o no. En caso de que si se pueda pagar fuera de la relación laboral según el contrato, la empresa deberá incluir esta cantidad en el documento de finiquito.

Cantidad que debe el trabajador a la empresa

Hay casos en que el trabajador queda endeudado con la empresa por haber disfrutado de algún beneficio anticipadamente, antes de que culminara la relación laboral, tales como, vacaciones adelantadas o algún préstamo por parte de la empresa.

En este sentido, en el finiquito deben expresarse dichas cantidades con el objetivo de que el mismo quede comprometido a pagar esta deuda, normalmente descontándosele de la totalidad de su liquidación.

Dentro de estas cantidades están:

Vacaciones disfrutadas con anticipación

Puede resultar el caso de que el trabajador haya pedido disfrutar de las vacaciones que le correspondían en el año por su tiempo de trabajo por adelantado o en otro caso que hay disfrutado de los treinta días que corresponden anualmente por el Convenio colectivo.

Si esto sucede y el trabajador no cumple el año de trabajo antes de que acabe la relación laboral, la empresa podrá descontarle esta cantidad como una deuda y expresarlo en el finiquito.

Baja voluntaria sin preaviso

De acuerdo a lo establecido por la Ley, cuando un trabajador desea presentar la baja voluntaria, es decir su renuncia a la empresa, el mismo está en la obligación de presentar un preaviso de 15 días de anticipación, este periodo. Pero, debes tener en cuenta que es de acuerdo al convenio colectivo.

Si el empleado no presenta el preaviso, la empresa puede presentar en el finiquito el descuento de estos días. Existen casos en los que de acuerdo al convenio colectivo, la empresa podrá descontar hasta dos días por cada día faltante del periodo de preaviso.

Anticipos

En el caso de que la empresa haya otorgado un adelanto de algún mes no trabajado, de un beneficio o de un pago extraordinario, podrá descontarlo de la cantidad final que se entregará al trabajador y expresarlo en el documento del finiquito.

Indemnización por despido

La indemnización por despido es una cantidad de dinero que el jefe o la empresa deben otorgarle a su ex empleado por haberlo despedido antes de lo que se tenía previsto, esto es, antes del tiempo en que se termine el contrato laboral o un despido justificado.

Es importante realizar esta aclaración, ya que existen muchos casos en los que se confunden los conceptos de finiquito e indemnización. En algunos casos se piensa que la indemnización por despido debe ir incluida en el documento de finiquito, pero no es así.

el finiquito

La indemnización aunque no es un documento, debe ir expresada en algún documento, como por ejemplo en la carta de despido o en una carta aparte que certifique que se está cumpliendo con este deber por parte de la empresa.

Sin embargo, la indemnización por despido no puede ir expresada en el documento del finiquito. Esto se debe a que cada cantidad expresada anteriormente está sujeta a una serie de tributos y deben ser cotizadas con el objetivo de que se vean reflejada en el cálculo de beneficios como por ejemplo, las prestaciones de Seguridad Social.

En cambio, la indemnización es una cantidad de dinero que no está vinculada a ningún tipo de cotizaciones ni tributos, por lo que no se debe incluir en el documento de finiquito.

Derechos de los trabajadores relacionados con el finiquito

La realización del documento de finiquito y su respectiva firma por ambas partes, es decir, por parte de la empresa y por el ex empleado, beneficia a ambos, por lo que es conveniente realizarlo de la forma más respetuosa al marco de la ley.

En este sentido, el trabajador cuenta con una serie de derechos al momento de recibir el finiquito por parte de la empresa, ya que todo lo expresado en este documento beneficiará o perjudicará la cantidad total que cobrará el trabajador.

El empresario debe asegurarse de no violentar ninguno de estos derechos, ya que al hacerlo este se podría ver en alguna implicación legal que perjudicará a la empresa y podría representar una sanción que obligue al empresario a pagar mayores cantidades por haber faltado a sus obligaciones.

Uno de los derechos con los que cuenta el trabajador es que en primer lugar, este puede o debe estar acompañado por un asesor laboral, un abogado laboral o un representante de un sindicato que lo asesore en el momento de la presentación y lectura del finiquito ante el trabajador. De esta manera el asesor laboral servirá como testigo de que la empresa está cumpliendo con las obligaciones que tiene ante el trabajador.

Muchos se preguntan si se puede tener un abogado laboral particular que lo asesore en el momento de firmar el finiquito. La respuesta es positiva, ya que el abogado laboral servirá como representante legal en caso de que la empresa este incurriendo en incumplimiento con alguna de las cantidades presentadas en el mismo o los cálculos se hayan realizado de forma incorrecta.

El abogado asesorará al trabajador para no firmar en caso de que el finiquito este mal redactado o exista alguna irregularidad.

En tal sentido, el trabajador, junto con su asesor o representante del sindicato deberá chequear que las cuantías y los conceptos antes explicados cuadran correctamente.

También se deberá asegurar de que la cantidad que se expresa en el documento de finiquito esté disponible para el momento de la firma del mismo pues generalmente en el documento se expresa que al firmarlo, se está haciendo entrega de dicha cantidad.

Si el ex empleado firma y luego la empresa no cuenta con esta cantidad para cumplir con el pago, puede resultar complicado a nivel legar comprobar que no se ha efectuado la liquidación.

En caso de que la empresa se comprometa en el finiquito a pagar la cantidad en una fecha posterior a la firma, la misma deberá hacer entrega de un comprobante o factura que comprometa a la empresa a realizar el pago.

Además es conveniente para esta última entregar un recibo de pago a parte del finiquito que compruebe que se realizó la entrega de la cantidad establecida en el documento.

En el caso de no querer hacer uso de un representante legal, se deberá expresar en el finiquito esta decisión por parte del trabajador. Ya que el mismo está renunciando voluntariamente a este derecho y esto ya no será responsabilidad de la empresa.

En el caso de no estar conforme con lo expresado en el finiquito, el trabajador tiene la opción de no firmarlo, o en su defecto firmar como “no conforme” y validarlo por un abogado para que se calcule nuevamente las cantidades establecidas.

Por último, el trabajador tiene derecho a pedir una copia del finiquito que haga constar los acuerdos a los que se llegaron y las cantidades expresadas en el mismo.

¿Qué pasa si un trabajador firma el finiquito?

El finiquito, si cumple con todos los requisitos fundamentales que se piden, es un documento que tiene validez ante cualquier institución pública por lo que es muy importante que tanto el empleado como el patrón estén atentos al momento de firmar.

Como se explicó anteriormente, antes de firmar el finiquito el empleado debe estar consiente de todo lo expresado y leer muy bien tanto las cantidades como las expresiones en el documento (para esto el abogado laboral será clave).

Esto es importante ya que una vez firmado el documento por ambas partes, el trabajador está expresando su acuerdo con todo lo establecido en el mismo.

Firmar este documento implica que el ex empleado está conforme con el cálculo que se realizó en relación a las deudas que la empresa tenía con él y a la forma de pagarlas.

Si por ejemplo, el trabajador no queda conforme con el cálculo del finiquito, este puede firmar el documento pero expresando su no conformidad, esto asegura que la empresa presento el finiquito en el momento oportuno pero con el cálculo incorrecto, lo que la obliga a presentar un nuevo finiquito calculado de manera correcta.

Existe también la opción de presentar alguna denuncia por fraude luego de haber firmado y encontrado un error en el documento, si la empresa reconoce este error no será necesario hacer ninguna denuncia.

En caso de inconformidad, también existe la opción de presentar un documento llamado Paleta de Conciliación, en el cual se pueda llegar a un acuerdo con la empresa donde esta se comprometa a cumplir con el plazo y la cantidad correcta, sin necesidad de mediar a través de un organismo legal y evitar perjudicar a la empresa a nivel judicial.

¿Como reclamar el finiquito?

Al momento de terminar la relación laboral la empresa es responsable de presentar el finiquito al ex empleado, por lo que el mismo no debería verse en la obligación de pedirlo o reclamarlo. Sin embargo existen casos en los que el empresario quiere omitir la entrega de este documento para evadir los pagos que debe la empresa al trabajador.

En estos casos el trabajador está en el derecho de reclamar el finiquito a la empresa mediante un documento de conciliación (como la Paleta de Conciliación antes explicada) cuya presentación dependerá de la Dirección General de Trabajo de cada Comunidad autónoma.

qué es el finiquito

Con respecto a la interrogante de ¿cuánto tiempo tiene la empresa para pagar el finiquito? Es importante destacar que este documento se debe presentar en el mismo momento en que la empresa entrega la carta de despido o la finalización del contrato laboral.

Es decir, que el finiquito debe entregarse a la fecha en que oficialmente se culmine la relación laboral. En el caso de no entregarse en este momento por cualquier motivo, como la renuncia sin preaviso del trabajador, la empresa tendrá un plazo de 10 días hábiles para realizar el cálculo del finiquito y consignar el mismo.

En el caso de que el contrato de trabajo tenga ya estipulada la fecha de culminación

El trabajador y la empresa estarán en preaviso de la culminación de la relación laboral. Por lo que para el último día de trabajo la empresa tiene que tener listo el documento junto con el pago de las respectivas cantidades.

Si no recibes el finiquito a tiempo por cualquier otra circunstancia quizás te preguntes ¿cuánto tiempo se tiene para reclamar el finiquito? No existe un plazo especifico que incluya un vencimiento para presentar el finiquito, sin embargo, es importante que si no lo recibes lo reclames cuanto antes, pues los cálculos dependerán de la fecha en que se expida el documento.

¿Como se calcula el finiquito

El cálculo del finiquito dependerá del concepto que se esté incluyendo en el documento, de la fecha del mes en que se expida y del salario base del ex empleado.

Existe una fórmula para cada concepto por medio del cual se guiará tanto la empresa como el empleado y su asesor para que el cálculo dé la cantidad correcta que se le debe pagar al empleado.

Las formulas son las siguientes:

Salario devengado

En el caso del salario devengado se dividirá el salario base entre los 30 días del mes y el resultado de multiplica por la cantidad de días transcurridos hasta el último día de trabajo.

Ej: (1200 euros/30 días) x 20 días (fecha del mes) = 800 euros (esta es la cantidad que se reflejará en el finiquito)

Pagas extraordinarias

Navidad= (Salario base/ 365 días) x cantidad de días transcurridos desde diciembre.

Ej: (1200 euros/ 365) x 150 días transcurridos = 493 euros

Verano= (Salario base/ 365 días) x cantidad de días transcurridos desde julio.

Ej: (1200 euros/ 365) x 170 días transcurridos = 559 euros

Vacaciones no disfrutadas

22 días que corresponden/ días transcurridos desde diciembre- días consumidos = cantidad de días de vacaciones.

Cantidad de días de vacaciones x salario día = cantidad a pagar al momento de culminar la relación laboral.

Abrir chat
Hola! Te puedo ayudar en algo?
Hola

¿En que podemos ayudarte?