A finales del pasado mes de abril de 2015, el Consejo de Ministros  aprobó un nuevo paquete de medidas de apoyo a los autónomos. Os las resumo:

1. Ampliación de la Tarifa Plana de 50 euros a autónomos que contratan

Hasta entonces si contratabas a un trabajador perdías la la tarifa plana de 50 € y pasabas a pagar los 260 €. No tiene sentido pero era así. A partir de ahora da igual que contrates que pagarás 50 €.

2. Alta compatible con la prestación por desempleo

 Hasta el momento existía esa posibilidad pero solo para  autónomos menores de 30, a partir de ahora no se discrimina a los mayores de 30 años.

3.  Ampliación del aplazamiento de la prestación por desempleo para ser autónomo

Se amplía de 2 a 5 años el periodo en el que el trabajador autónomo mayor de 30 años, que comienza una actividad estando percibiendo una prestación por desempleo, tiene de plazo para reanudar dicha prestación, o lo que le falta de la misma, en caso de cesar en esa actividad económica. Antes si a los dos años y medio decidías reanudar tu prestación porque no te había ido lo bien que esperabas no podías, ahora sí!

Hasta ahora sólo podían disponer de un 60% de ese dinero para montar un negocio, y el resto tenía que ir destinado al pago de cuotas, ahora podrán capitalizar el 100%.

5. Ampliación de la bonificación de los autónomos colaboradores

Se plantea ampliar el incentivo previsto para el alta en la afiliación de nuevos familiares colaboradores hasta 24 meses desde los 18 actuales. Eso sí, la bonificación en estos 6 meses adicionales será de sólo el 25%.

6. Mayor protección para los autónomos dependientes

Se crea la posibilidad de que los TRADE puedan contratar a un trabajador en situaciones de baja de maternidad, paternidad o cuidado de niños menores de 7 años con objeto de fomentar la conciliación y equiparar sus derechos a los del resto de trabajadores.

7. Impulso de la Economía Social

Se establece una bonificación de 800 €/año a lo largo de 3 años para facilitar la incorporación de socios trabajadores o de trabajo a las cooperativas y sociedades laborales. Para menores de 30 años se aumenta la cuantía a 1.650 €. La misma cantidad, a favor de las empresas de inserción cuando contraten a personas en riesgo de exclusión social.