Empezar un negocio o un emprendimiento para aquellas personas que desean ser trabajadores autónomos, es una decisión sumamente difícil que debe ser muy bien pensada y evaluada, ya que el comienzo no es lo único difícil en este tipo de proyectos, sino también todo el proceso de desarrollo y crecimiento del negocio.

Son muchas las dificultades a las que tenemos que enfrentarnos, además de que las inseguridades pueden asentarse cuando pensamos en todos los gastos e inversiones monetarias que debemos realizar.

Por esa razón, es que debemos aprovechar cada ayuda y aporte que nos pueda brindar la ley, para hacer un poco menos pesada la carga financiera.

Haciendo algunas búsquedas, podemos encontrar regímenes extraordinarios que nos faciliten algunos pagos o nos permitan recibir la devolución de alguna cantidad que hayamos invertido en nuestro negocio.

Uno de estos regímenes que podemos encontrar, es el conocido Redeme, el cual explicaremos en el presente artículo, donde podremos saber qué es, cómo funciona y cuáles son sus ventajas.

Qué es el Redeme

¿Qué es el Redeme?

Muchos estamos bastante relacionados con el término de Redeme, pero para quienes no lo conozcan, deben saber que esta es una manera especial que existe para pagar el IVA, aunque su procedimiento no difiere mucho del método fiscal que pertenece a la declaración trimestral de este impuesto.

El término de Redeme es un acrónimo que resulta de “Régimen de Devolución Mensual del IVA”. Se considera como una tributación de autónomos y empresas pequeñas, ya que estos siempre deben incluir el IVA como un importe a los clientes.

Pero además, el IVA también es un impuesto que debemos pagar al momento de adquirir algún producto o servicio que beneficie al negocio. Aunque, en ciertos casos podemos ahorrarnos la cantidad que hemos pagado por adquirir ese bien o servicio, y esto sucede cuando lo consideramos como un beneficio de inversión.

De esta forma, al considerarlo como una inversión para el negocio, también se toma en cuenta como un gasto que podemos atribuirnos, así que el IVA se convierte en una cantidad deducible.

Esto quiere decir que podemos llegar a deducir parcialmente el impuesto, donde Hacienda debe hacer devolución de esa cantidad.

De tal manera, podemos decir que el Redeme es un régimen extraordinario, con el cual podemos permitirnos una devolución mensual del IVA, además de ahorrarnos ciertas cantidades cuando los gastos se consideran como una inversión y los bienes pasan a ser deducibles.

¿Cómo funciona el Redeme?

redeme

Este régimen es sumamente provechoso, especialmente para aquellos que están comenzando con su negocio o emprendimiento, y necesitan realizar grandes inversiones monetarias

Sin embargo, debemos tener en cuenta que la devolución puede tardar hasta 2 y 3 meses en efectuarse, ya que el sistema sigue perfeccionándose y aún no está en óptimo funcionamiento, por lo que puede presentar sus debidos retrasos.

Asimismo, podemos decir que el Redeme ofrece muchas ventajas y beneficios, sin embargo, cuando los trabajadores autónomos y empresas pequeñas aplicamos para este impuesto, también debemos abstenernos a las contadas desventajas que este sistema posee.  

Requisitos para acceder al Redeme

En un principio, solo las grandes empresas y grupos exportadores se veían obligados a estar sujetos al Redeme, sin embargo, de un tiempo para acá este sistema se ha ido permitiendo como una opción a otro tipo de personas y entidades.

Esto se ha hecho con la intención de que todo aquel que tenga y maneje alguna actividad económica o profesional, pueda acceder a este régimen de devolución mensual del IVA, ya sean trabajadores autónomos o empresas pequeñas.

Para acceder a este régimen de IVA, es necesario que se cumplan los siguientes requisitos:

  • Realizar el registro al presentar el modelo 036 y seleccionando la casilla 129, o con el modelo 039 y seleccionando la casilla 12. Esto se debe hacer de forma online.
  • Presentar las autoliquidaciones mensuales del impuesto sobre la renta, con el modelo 303 y de forma online.
  • Es obligatorio llevar un registro actualizado de los libros del IVA. Esto se presenta en el portal electrónico de la agencia tributaria.

Condiciones que debemos cumplir con el Redeme

Ahora bien, acceder al Redeme es completamente voluntario, pero debemos tomar en cuenta que, una vez que hayamos hecho la solicitud y esta haya sido aprobada, tendremos que estar sujetos obligatoriamente a este régimen durante un periodo mínimo de un año y cumplir con ciertas indicaciones, que son las siguientes:

  • El pago del impuesto IVA debemos efectuarlo obligatoriamente de forma mensual, rellenando el modelo 303 y mediante portales de telecomunicación.
  • El reintegro del impuesto se realizará mediante una transferencia bancaria, directamente a la cuenta que los trabajadores independientes o empresarios hayan dispuesto.
  • Presentar los registros del IVA en el portal electrónico de la agencia tributaria, es un requisito obligatorio.
  • Para poder presentar la solicitud de ingreso a este régimen de devolución mensual del IVA, es necesario que la realicemos en el mes de noviembre del año anterior en el que se aplicará a este sistema. De no hacerse la solicitud en el periodo establecido, esta será rechazada y archivada hasta el siguiente periodo.
  • Además, si queremos darnos de baja con este régimen, también tendremos que hacer la solicitud en el mes de noviembre del año anterior al que se dejará de seguir este sistema.
  • Hacienda se reserva los derechos de excluir automáticamente del régimen de devolución mensual del IVA, en caso de incumplir con cualquiera de las condiciones y requisitos que han exigido.
  • Por último, también podremos ser excluidos en el caso de que se verifique que la información que hemos facilitado es errónea o falsificada.

Ventajas

Como ya mencionamos, estar sujetos al régimen de devolución mensual del IVA nos puede proporcionar muchas ventajas y beneficios, ya sea como trabajadores autónomos o como pequeños empresarios.

En primer lugar, la ventaja que más podemos destacar, es el hecho de que podremos pagar el IVA mensualmente y por ende, solicitar el reintegro con más rapidez, en lugar de esperar al final de año.

Esto puede ser más beneficioso para algunas empresas que para otras, como ocurre con aquellas que operan en el extranjero.

Por otro lado, esto les puede permitir a los trabajadores independientes y pequeños empresarios, recuperar su inversión inicial de forma más rápida.

La mayoría de las veces que se va a iniciar un negocio desde cero, ocurre que invertimos grandes cantidades de dinero desde el primer momento, sin embargo, el impacto financiero puede disminuir estando sujetos al Redeme.

Desventajas

Ahora bien, ya sabemos cuáles son las principales ventajas que tiene estar sujetos al régimen de devolución mensual del IVA, pero no todo en este sistema es perfecto, y debemos tener en cuenta que existen ciertas desventajas si aplicamos para este régimen.

Como aspecto principal, tenemos que el trabajo administrativo que se requiere para cumplir con las condiciones de este sistema, puede ser bastante forzado, iniciando en que será necesario llevar un seguimiento actualizado de las cuentas y facturas, lo que puede ser más o menos difícil para ciertas empresas.

También debemos realizar muchos más trámites de lo normal, entre llevar seguimiento de las actividades financieras y hacer solicitudes a la agencia tributaria, que a su vez, aumenta el trabajo de gestión y costos administrativos.

Aunque, al llevar un mayor orden del estado financiero de la empresa, muchos podríamos considerar esto como una ventaja.

Por último, debemos tener en cuenta que al solicitar acceder a este régimen de impuesto IVA, será obligatorio permanecer sujeto al mismo durante al menos un año


¿En qué podemos ayudarte?

Abrir chat
Hola! Te puedo ayudar en algo?
Hola

¿En que podemos ayudarte?