tributacion autonomos

En la actualidad muchas personas están optando por darse de alta luego de algún tiempo trabajando por cuenta ajena. Cada vez más personas deciden tomar las riendas de la economía y salir de las condiciones de empleados para lograr nuevas metas y llevar su vida a una esfera distinta, donde ellos puedan tener el control del crecimiento de su economía y emprender sus propios proyectos.

Sin embargo, debes saber que ser autónomo también representa una gran responsabilidad a nivel tributario. Cuando decides emprender este viaje, es importante que preveas cuales son las obligaciones que tendrás ante las diferentes instituciones, de las cuales el pago de impuestos es una de las principales.

En este artículo conocerás cuáles son esas obligaciones y lo que necesitas para estar al día con todas ellas.

Inscríbete en la agencia tributaria

Si estás pensando en darte de alta y comenzar a tener actividad económica donde requieras facturar por cuenta propia, lo primero que deberás hacer es inscribirte en la Agencia Tributaria, incluso antes de darte de alta. Esto debes hacerlo aun siendo persona física, ya que a través de este organismo el estado gestiona todos los impuestos que debes pagar como persona natural.

Este procedimiento lo puedes realizar a través del modelo 027, en el que plasmarás todos tus datos para que Hacienda esté al tanto de tu actividad económica como persona física. Además, luego de cumplir todos los requisitos y procedimientos para darte de alta y registrarte como persona jurídica, debes rellenar el formulario 036.

Este último, lo debes presentar para incluirte en el Censo de Tributarios Obligados, lo cual te compromete a pagar una serie de Impuestos ante Hacienda.

Presenta el modelo 036

Este es uno de los documentos más importantes al querer darse de alta como autónomo o como empresa para comenzar a tener actividad económica. Este documento lo puedes solicitar en cualquier sede de Administración de Agencia Tributaria o descargarlo desde la página oficial de Hacienda en la sección de modelos y formularios.

Este modelo es un Acta Censal, que te permite realizar cualquier actividad económica en territorio español. Este documento se presenta ante la Agencia Tributaria y para ello solo debes tener tu DNI y presentar la dirección de tu domicilio.

Dado a que este documento sirve para varias cosas, al momento de rellenarlo debes especificar las causas de presentación y el tipo de actividad económica que comenzarás a realizar después del alta. También es muy importante que especifiques el IVA al que está sujeta la actividad que desarrollarás como autónomo.   

Actualiza tu información (modelo 037 o 036)

tributación autónomos

Luego de que te hayas inscrito en la Agencia Tributaria y seas parte del censo de empresarios y autónomos, debes actualizar tu información ante Hacienda. Esto se realiza en el primer momento en que te das de alta y en caso de querer cambiar el tipo de actividad económica. Para ello debes rellenar los modelos 037 o 036.

Es importante que lo hagas, ya que a través de estos modelos es que especificarás la actividad a la que te dedicas y todos los detalles de la misma. Debes tomar en cuenta que cada vez que cambies de actividad o se modifique algún aspecto de la misma, como por ejemplo cuando los ingresos de tu actividad comienzan a crecer, debes actualizar esta información.

Una vez que lo hagas, Hacienda estará al tanto del importe que corresponda a los impuestos según tu tipo de actividad.

Ten en cuenta las retenciones

Con autónomo, todos tus movimientos financieros están sujetos a retenciones. Estas te acompañaran desde el momento en que te des de alta hasta el final de tu actividad económica como autónomo, por eso es importante que conozcas cuáles son las retenciones que aplican para cada actividad.

Las retenciones tienen el objetivo de que tu como autónomo realices una especie de adelanto de un porcentaje del pago del impuesto sobre la renta de personas físicas por cada operación que realices a través de cada cantidad retenida y que de esta manera Hacienda asegure dicha declaración.

Al igual que cuando eres un trabajador por cuenta propia, donde las retenciones se devengan de tu sueldo, cuando te das de alta como autónomo las retenciones se cobran de cada ingreso en tu actividad económica, de acuerdo al tipo de impuesto imponible.

Impuesto sobre la Renta de personas física (IRPF)

También es importante que sepas que luego de darte de alta como autónomo comenzarás a declarar el Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas (IRPF). Esto lo podrás hacer a través de la presentación del modelo 131 el cual se presenta ante la Agencia Tributaria cada tres meses.

En dicho documento se expresan todos los ingresos y beneficios que recibes por tu actividad económica y en la actualidad puedes presentarlo de forma electrónica mediante PIN 24 horas, o personalmente ante cualquier oficina de la Agencia Tributaria.

De acuerdo a tu tipo de actividad económica puedes declarar este impuesto en módulos o de forma directa, en ambos casos el porcentaje dependerá del tipo de actividad económica que realices. También existe una declaración anual que se presenta a través del modelo 100 y se realiza en base a las declaraciones trimestrales presentadas en el año.

Impuesto al Valor Añadido para Autónomos (IVA)

Una vez dado de alta como empresario o como persona autónoma, también debes declarar el Impuesto al Valor Añadido (IVA) que corresponde al impuesto gravado sobre las entregas de cualquier producto o servicio por parte de un proveedor. Como autónomo deberás declarar el IVA soportado y el IVA repercutido.

El IVA en España es de 21%, pero también existen casos especiales donde se reduce dicho porcentaje a un 10% o a un 4% dependiendo del tipo de actividad que se haya realizado.

La declaración trimestral del IVA debe realizarse a través del modelo 303, el cual se presentará directamente en Hacienda y en el que se especificarán cuáles fueron los servicios que pagaste o las compras que realizaste a proveedores y las facturas que emitiste en este periodo de tiempo.

También debes declarar el IVA de manera anual y la información deberá coincidir con las declaraciones realizadas cada tres meses. El modelo que se usa en la declaración anual es el 390.

Operaciones con terceros: Modelo 347 y 349

Es normal que como autónomo tengas como meta expandirte no solo en el territorio nacional sino también a otras fronteras. Esto se puede traducir de varias formas, por ejemplo en el hecho de que como autónomo comiences a generar ingresos más altos gracias a tus ventas o prestación de servicios.

También puede significar que comiences a conseguir clientes internacionales, lo que te abriría grandes oportunidades.

En cualquiera de los casos, debes a comenzar a declarar ciertos impuestos autónomos a través de dos formularios. El primero es el modelo 347, el cual aplica cuando tengas un proveedor o un vendedor con el que realices transacciones de más de 3005,06 euros, pues se considera como una operación con terceros por la elevada cantidad de dinero en la facturación.

Y el segundo caso es cuando comienzas a tener clientes internacionales que forman parte de la Unión Europea, consideradas como operaciones intracomunitarias, en cuyo caso deberás declarar los impuestos a través del modelo 349.

Plazos para pagar el IRPF

Es importante que como autónomo conozcas los plazos que tendrás para declarar el Impuestos sobre la Reta de Personas Físicas. En este sentido, generalmente se da un plazo de veinte a treinta días iniciando desde el primer día de los meses de enero, abril, julio y octubre. En este periodo deberás declarar presentando el formulario correspondiente a tu tipo de actividad.

Decide como declarar: Módulos o estimación directa

El IRPF se puede declarar de dos formas dependiendo de tus ingresos y del tipo de actividad que realices. Las dos modalidades disponibles son: la declaración por módulos y la estimación directa (normal o simplificada).

La declaración por módulos también se conoce como estimación objetiva. Esta se calcula mediante ciertos parámetros establecidos por Hacienda y normalmente se aplican a autónomos que realizan trabajos para otras empresas pero de forma independiente, no como empleados. Estas se presentan mediante el modelo 130.

Normalmente este tipo de declaración la usan los autónomos que realizan más de un tipo de actividad económica.

Por otro lado está la estimación directa, es la más común y se aplica a la mayoría de los autónomos, en este tipo de estimación se debe llevar un registro contable de las actividades, bien sean empresariales o profesionales.

IVA intracomunitario

En el caso de que desees realizar algún tipo de actividad económica en alguno de los países de la UE, también existen algunas responsabilidades que debes cumplir. Lo primero que debes hacer es inscribirte en el Registro de Operadores Intracomunitarios.

Una vez registrado tendrás la potestad de realizar actividades económicas internacionales, mediante un número o código conocido como NIF-IVA, que será una especie de identificación en tus facturas.

Para poder realizar este trámite debes actualizar tu información a través del modelo 036 y del modelo 394 explicados anteriormente.


¿En qué podemos ayudarte?

Abrir chat
Hola! Te puedo ayudar en algo?
Hola

¿En que podemos ayudarte?