Si hay algunos trabajos extras que deseas realizar para generar más ingresos, pero no deseas dejar de trabajar para una empresa puedes optar por trabajar como autónomo media jornada, en este artículo te explicaremos algunos detalles importantes que debes tener en cuenta.

Trabajar como autónomo media jornada

El requisito esencial es estar dado de alta en el Régimen General con pluriactividad, otro requisito sería que se deben cumplir al menos cuatro horas de trabajo en la empresa ajena con la que se tiene un contrato, de modo que se labore la mitad del tiempo en la empresa ajena y la otra mitad por cuenta propia.

Es importante destacar que no se puede ser autónomo media jornada y pagar la mitad de la cuota de la Seguridad Social, esto solo podría hacerse si se está en régimen de pluriactividad, es decir, el resto de la jornada presta sus servicios en una empresa ajena.

Ser autónomo media jornada no implica una figura legal en todo el reglamento referente a los autónomos. Hay especificaciones que hablan de que un autónomo trabaja solo cuatro horas, pero no se diferencia un autónomo de uno de media jornada.

autónomo media jornada

Esto es importante si se cree que hay una ley específica para los autónomos de media jornada, es su lugar están las regulaciones para los autónomos y las de la pluriactividad. En cualquier caso, es preciso conocer los permisos y bonificaciones por las que se puede optar para no tener problemas legales y para trabajar de la mejor manera posible.

Nos referimos a trabajar media jornada, cuando estos trabajos independientes se realicen con frecuencia. Es importante recordar que para darse de Alta autónomo Seguridad Social es necesario tomar en cuenta la frecuencia con la que se trabaja de esta forma. Un trabajador autónomo debe estar de alta si trabaja por su cuenta de forma habitual, no debe estarlo si esto no es muy frecuente.

Si por ejemplo, durante una semana necesitas trabajar media jornada para trabajar las horas restantes en otro lugar, pero no harás esto por al menos un mes después, no será necesario darte de alta, adherirte al régimen de pluriactividad, etc. Porque la actividad no es habitual.

Con respecto a la pluriactividad, la ley de emprendedores tiene un apartado dedicado a esto, donde se especifican las obligaciones de los trabajadores que tengan esa condición y las bonificaciones que pueden recibir.

Ventajas y desventajas

  • La primera ventaja es que las cuotas a la Seguridad Social que se deben pagar cada mes tienen una reducción, esta es:
    • En los primeros 18 meses se cotizará sobre el 75% de la base mínima.
    • Los 18 meses que siguen se cotizaría sobre el 85%, de acuerdo con la ley de Emprendedores.
  • Otra ventaja es que si hay un exceso de las cuotas de la Seguridad Social se te devolverán hasta el 50% de las cuotas del RETA, puesto que se cotiza en dos regímenes.
  • Una desventaja es que no se pueden recibir dos beneficios específicos: la tarifa plana y el régimen de pluriactividad (que es la reducción mencionada como primera ventaja), será necesario escoger alguna de ellas porque no se podrán recibir ambas. Aunque si has sido autónomo anteriormente no será necesario preocuparte por la tarifa plana porque está pensada para los que buscan Darse de alta autónomo primera vez.
  • Otra desventaja es que se debe seguir presentando la declaración de IVA y del IRPF.

¿Qué tramites debo hacer?

Debes darte de alta en Hacienda, darte de alta como autónomo en el RETA e indicar que tendrás un pluriempleo, por lo que el resto de la jornada se trabajará para otra empresa ajena. Luego de eso serán necesarios los trámites en la Tesorería General de la Seguridad Social.

Hay que tomar en cuenta lo indicado al principio de este artículo, si el trabajo realizado es habitual no importará que sea a media jornada, Seguridad Social no lo tomará como el empleo principal por esa habitualidad y no se podrá dar el alta.

¿Socio cooperativista o autónomo?

Una opción por la que se puede optar es por ser un socio cooperativista y evitar varios trámites, como el de darse de alta como autónomo, inscribirse en Hacienda y hacer los trámites para facturar como persona física, entre otras cosas. Debes ser socio pagando el aporte inicial que esa cooperativa indique, facturar a su nombre y recibir los ingresos en sus cuentas.

Si se toma esta opción, en primer lugar, se podrá facturar, en segundo lugar, las cuotas de la Seguridad Social no se calculan por todo el año sino por las horas que trabajes como socio. Hay varias ventajas que se pueden encontrar en las cooperativas de trabajo asociado, por lo que te recomendamos investigar más a fondo sobre ellas.

Abrir chat
Hola! Te puedo ayudar en algo?
Hola

¿En que podemos ayudarte?