En este artículo vamos a intentar explicar los puntos básicos que necesitas saber para contratar una empleada del hogar, para más detalle tendrás que pinchar en el tema correspondiente: salario, vacaciones, desempleo, etc…

Son muchas las dudas que surgen a la hora de contratar a nuestros empleados de hogar. Para ello vamos a resumir en unos pocos puntos, todo lo que necesitas saber sobre esta modalidad especial de contratación.

Cada vez son más las familias que necesitan de un empleado/da de hogar, ya sea para la realización de tareas domésticas, el cuidado de familiares o simplemente para la realización de trabajos variados (jardinería, guardería, etc.). No entrarían dentro de este tipo de relación las realizadas por amistad o buena vecindad (si porque mi vecino un viernes me invite a unas cervezas y yo el sábado decido cortar el cesped…..no tendría que formalizar un alta de empleado de hogar 😉


VER TAMBIÉN:


 

Si queremos dar de alta a una empleada del hogar, habrá que rellenar diversos impresos oficiales, para que no den una cuenta de cotización y en la administración de la Seguridad Social nos calcularán a cuánto asciende la cotización cada mes y cuanto pagaremos de Seguros sociales por ese trabajador. En otros artículos entraremos más en detalle sobre estas cosas pero a continuación vamos a explicar 10 conceptos son clave si queremos comprender a la hora de contratar una empleada del hogar:

  1. En ciertos casos en los que la duración del contrato sea inferior a un mes, cabe el contrato de palabra, en el resto deberá realizarse por escrito.
  2. En estos casos, el contrato por escrito debe contener cierta información básica sobre la relación (cuales son las partes que realizan el contrato, el salario, como se distribuye la jornada, si existe salario en especie, etc.)
  3. Siempre debe respetarse el Salario Mínimo Interprofesional como límite, incluso para el descuento de salario en caso de que existiese una parte de este en especie.
  4. La jornada no deberá superar las 40 horas semanales (Exceptuando de estas los tiempos de presencia, los cuales tendrán una duración máxima de 20 horas semanales).
  5. El tiempo de descanso entre jornada y jornada deberá tener una duración de al menos 12 horas.
  6. En el caso de los empleados internos, estos deberán tener al menos dos horas al día para las comidas principales (estas horas no computan como tiempo de trabajo, sino de descanso).
  7. Corresponde al empleador la obligación de dar de alta al empleado del hogar en términos generales. Aunque desde 2013 los que trabajen durante menos de 60 horas mensuales, pueden realizar ellos mismos directamente su alta previo acuerdo.
  8. La duración del contrato podrá ser indefinida o por otro lado tener una duración determinada. INDEFINIDO; DURACIÓN DETERMINADA.
  9. El periodo de prueba deberá pactarse entre ambas partes, sin superar en todo caso los 12 meses de duración máxima.
  10. Debemos tener en cuenta que la solicitud del alta debe siempre realizarse antes del inicio de la actividad laboral.

 

Para que resolvamos cualquier tipo de duda que puedas tener sobre este tipo de contratos no dudes en ponerte en CONTACTO con nosotros.